Escultura de Jaime Garzón ubicada en el lugar donde fue asesinado
Escultura de Jaime Garzón ubicada en el lugar donde fue asesinado, en Bogotá.
RCN Radio / Carlos Brand.
13 Ago 2019 10:54 AM

¿Quiénes mataron a Jaime Garzón? La respuesta de Alfredo, su hermano

Alfredo Garzón, hermano del periodista asesinado el 13 de agosto de 1999, teme que el caso quede en la absoluta impunidad.
Rafael Pérez
Rafael
Pérez Becerra

Después de 20 años, Alfredo Garzón Forero recuerda perfectamente el momento en el que recibió la llamada en la que le informaron que habían asesinado a su hermano Jaime. En su casa en Nueva York (Estados Unidos), Alfredo le preguntaba con la voz entrecortada a su interlocutor qué era lo que había pasado esa fría mañana del 13 de agosto de 1999 en Bogotá.

Lea además: El Jaime Garzón que Colombia no conocía: 20 años de su asesinato

Todavía tiene presente la pregunta que en ese momento le hizo su hijo de diez años de edad: ¿Quiénes lo mataron, los buenos o los malos?. Dos décadas después Alfredo ya tiene la respuesta a esa incógnita, a Jaime Garzón lo mataron “los buenos y los malos” de Colombia.

Alfredo Garzón, hermano de Jaime Garzón

Ha sido un camino largo y complejo encontrar justicia –reseña- en este caso. Desde un principio “los buenos y los malos” intentaron desviar la investigación para señalar a personas que nada tenían que ver con el asesinato como los verdaderos responsables, y a los verdaderos responsables “los buenos y los malos” los eliminaron para no dejar ningún tipo de evidencia.

Lea además: Tribunal insiste que crimen de Jaime Garzón no es de lesa humanidad

Solamente se han emitido dos condenas en estos años, una contra el máximo jefe de las Autodefensas Unidas de Colombia, Carlos Castaño Gil, “quien no pagó un solo día de cárcel puesto que se desapareció en extrañas circunstancias” y otra de 27 años de prisión contra el exsubdirector del DAS, José Miguel Narváez.

Para Alfredo, lastimosamente, el crimen de su hermano Jaime tiene todo para quedar en la más absoluta impunidad. Y es que la verdad, que es lo que les interesa, parece cada día más lejana y esquiva. “No perdemos esperanzas que en el caso de Jaime vaya a haber justicia”.

Crimen de Jaime Garzón, 20 años después

¿Cómo han sido estos 20 años?

Estos 20 años sin Jaime han sido de búsqueda de justicia, el caso continúa, en términos prácticos, en la impunidad y es probable que se quede en la impunidad.

¿Por qué cree que puede quedar en la impunidad?

Si entendemos justicia como el hallazgo de los culpables, todos ellos, y el castigo y la garantía de no repetición, en el caso de Jaime hemos llegado hasta cierto punto. Solamente hay dos condenados: Carlos Castaño y José Miguel Narváez.

¿Qué pasó en estos dos casos?

Castaño murió sin pagar un día de cárcel, se supone que está muerto, pero hay muchas inconsistencias en las pruebas de ADN, tenía 26 condenas en su contra y nunca estuvo en la cárcel, y José Miguel Narváez ha sido formador del Ejército y da los cursos para ascensos desde hace 30 años y sin ser militar sigue privado de su libertad en las instalaciones del Ejército, no entendemos cómo no está en una cárcel normal.

¿Qué avances ha tenido las otras investigaciones?

Los otros procesados pidieron pista en la JEP, no hay digamos esperanzas que en el caso de Jaime vaya a haber justicia. 

¿Van a seguir insistiendo para que sea declarado como un crimen de lesa humanidad?

El tema de lesa humanidad está compartimentado, ya se había declarado como tal, lo que significa que no prescribe, no es amnistiable, ni es indultable, pero el juez séptimo fue el primero que cuando condenó a Narvaéz como determinador opina que el crimen no es de lesa humanidad, concluyendo que no fue sistemático ni generalizado contra la población civil.

¿Qué tanto afecta esto la investigación?

Consideramos que hay una inconsistencia jurídica puesto que en un caso sí es de lesa humanidad y en otro no.

¿Puede prescribir la investigación por el crimen de Jaime Garzón?

Hay riesgo que prescriba. Esto es un tema complejo porque el conteo depende de una serie de factores, como la pena máxima. 

¿Qué pasó con el tema de la desviación de la investigación? 

Lo que sucedió es que el crimen de Jaime fue planeado, ejecutado y después desviado por el grupo que se unió para cometerlo: altos mandos del Ejército que son los que le dan la orden a Carlos Castaño, quien se la da a ‘Don Berna’, quien a su vez le da la orden a la banda de ‘La Terraza’, quienes son los sicarios. Los militares no actuaron por sí solos, los testigos que hablaron aseguran que hubo una reunión para decidir la muerte de Jaime Garzón y otros defensores de Derechos Humanos y activistas.

Entre agosto de 1999 y 2004 cuando absuelven a los sicarios que fueron señalados en el montaje para desviar la investigación, termina y fracasa el primer proceso, y son los abogados de la familia los que demuestran que esos sicarios no tenían que ver. Los miembros de la banda 'La Terraza' sí son los que cometen el crimen cuando los otros acusados eran unos delincuentes a los que los señalaron del crimen.

¿Qué recuerda de ese 13 de agosto de 1999?  

Mi hijo me pregunta ‘¿quiénes lo mataron, ¿los buenos o los malos? Para mí esa pregunta de un niño de diez años que había crecido en el ambiente de oír noticias, de estar comentando las columnas de opinión, me dejó marcado porque resulta que en el caso de Jaime participaron los buenos y los malos a los ojos de un niño”.

Participaron malos como miembros de la banda de sicarios de ‘La Terraza’, participaron buenos como miembros de instituciones que debían ser dignas como el Ejército, la Policía, y luego en la desviación participaron buenos como el DAS, entonces fue una combinación en el lenguaje de él de buenos y malos.

¿Qué pasó después?

Cuando llegué a la Plaza de Bolívar la fila para ver el féretreo  duraba dos horas, y luego al otro día en la Plaza estaba a reventar. En el trayecto de la Plaza al cementerio hay 26 kilómetros no había un solo espacio en el que no hubiera un colombiano despidiendo a Jaime. Ese fue ese día.

¿Qué es lo que más recuerda de Jaime?

Lo que más extraño es la conversación, los tiempos que nostros pasamos juntos en la época del colegio que tuvieron que ver con dos jóvenes ilusionados con cambiar las cosas, y más adelante dos lectores, dos compañeros para la construcción de un país donde existe una democracia real, porque yo creo que Jaime no pedía más que eso, yo diría que él no es un hombre de izquierda sino un hombre de centro que creía en el diálogo, y por eso en los últimos años de su vida en su casa reunió a tantos enemigos acerrimos a conversar. Intentó dialogar con todos aquellos que lo amenazaron, el Cartel de Cali, las Farc y Carlos Castaño.

¿Cuál es el vacío que dejó Jaime?

Yo diría que el crimen de él sucede para enviar un mensaje a toda la oposición y defensores de derechos humanos que estaban buscando la paz, muchos tuvieron que irse, asilarse y el vacío que deja es inmenso en la prensa, en la televisión y en la radio de un nivel muy alto de análisis con el humor. 

Hace mucho se popularizó una foto en la que aparecía Jaime con la bandera de Colombia y la frase 'muerte, ¿dónde está tu victoria?

El gran fracaso de los asesinos es su actualidad, sobre todo con los jóvenes, como sigue inspirando a las personas que lo conocieron cuando eran niños de 10 años viendo a sus papás riéndose, disfrutando de los programas, de los personajes, de las entrevistas que hacía al final Heriberto de la Calle, entonces esa alegría y ese humor sigue vigente en los jóvenes.   

¿Qué mensaje le envía a los colombianos?

El mensaje tiene que ver conque se firmó la paz, hubo un desarme, deberíamos estar todos unidos construyendo la paz porque el proceso, hasta la firma, era la parte más fácil, la reconciliación y la construcción de un paz donde haya paz es lo complicado.

Fuente
RCN Radio