El uniformado le ganó una tutela a la Policía.
El uniformado le ganó una tutela a la Policía.
Colprensa
17 Feb 2020 10:33 AM

Patrullero que no cree en Dios le gana batalla judicial a la Policía

El uniformado no tendrá que cantar el himno de la institución.
Rafael Pérez
Rafael
Pérez Becerra

El 11 de octubre de 2019, tras una ceremonia oficial en Villavicencio, un patrullero de la Policía recibió un fuerte llamado de atención y mensajes de reproche por parte de sus superiores. ¿La razón? El uniformado se había muestro reacio a cantar el himno de la Institución.

Debido a esto, un mayor le impuso la tarea de transcribir el himno de la Policía Nacional y el Código de Ética como una sanción por su comportamiento. Igualmente, se le realizó una respectiva anotación en su hoja de vida, reclamándole por no respetar los símbolos de la Institución.

Lea además: Unzué analizó el plan del Movistar para reemplazar a Nairo y Carapaz

Este último punto motivó al patrullero a presentar una acción de tutela para reclamar la protección de sus derechos al debido proceso y la libertad de conciencia. Para el uniformado, no se le permitió defenderse de esta sanción ni se tuvieron en cuenta sus argumentos cuando afirmó que él era ateo y que en el respectivo himno se hacían varias menciones a Dios y referencias religiosas.

El juzgado Segundo Civil del Circuito Especializado en Restitución de Tierras de Villavicencio (Meta) estudió el caso y avaló las pretensiones del patrullero. Pese a que los superiores jerárquicos señalaron que desconocían las creencias del uniformado, el despacho judicial consideró que la anotación hecha y la tarea que le impusieron era desproporcionada.

En el fallo se señala que ningún integrante de la Policía puede ser presionado a participar en este tipo de ceremonias religiosas o actos. Revela que primero que todo se debe respetar la libertad de conciencia que está salvaguardado en la Constitución Política.

“Las entidades oficiales no podrán imponer a sus funcionarios la asistencia obligatoria a ceremonias religiosas, por nobles que sean sus ideales, lo que de suyo implica la profesión de fe en himnos, juramentos institucionales”, precisa la decisión judicial.

El despacho judicial revisó las versiones de las dos partes sobre los hechos que se presentaron tras la mencionada ceremonia. En el primer punto, le dio la razón a los superiores jerárquicos frente al llamado de atención que se le hizo por no respetar los símbolos de la Institución y no mostrar una actitud solemne.

Sin embargo, reprochó la anotación que le hicieron en su hoja de vida puesto que no se valoraron todos los elementos, vulnerando así el debido proceso. Debido a esto, le ordenó a la Policía de Villavicencio que se retire dicha amonestación.

Fuente
Sistema Integrado Digital