Chiquito Malo, sería ahora el máximo cabecilla de esta organización criminal.
Archivo
27 Abr 2022 09:11 PM

Otoniel, el depredador de menores que conseguía en colegios y parques

Una investigación hecha por Noticias RCN, reveló audios y testimonios sobre cómo este ‘lobo feroz, escogía a sus víctimas.
vperalta
Vanesa
Peralta

Como si se tratara de una historia de terror, se conocen más detalles de las terribles aberraciones de Darío Antonio Úsuga, más conocido con el alias de Otoniel, uno de los mayores narcotraficantes de Colombia y jefe máximo del ‘Clan del Golfo’.  

Una investigación hecha por Noticias RCN, reveló audios y testimonios sobre cómo este ‘lobo feroz, escogía a sus víctimas, que debían ser vírgenes y menores de edad.  

Una de las mayores preocupaciones de Otoniel, cuando fue capturado, fue no poder satisfacer una de sus mayores necesidades; acceder sexualmente a menores entre los 12 y 16 años. Muchas, tuvieron que vender su inocencia por motos, camionetas o fincas y así sacar de la pobreza a sus familias.  

Le puede interesar: Iván Duque aseguró que la apelación de la defensa de 'Otoniel' no frena su extradición

Para ello, Otoniel se valió de una red de proxenetas que reclutaba menores a las salidas de los colegios o en los parques, toda una historia de terror.  

“Eran varias al mes”, confirmó el director de la Policía Nacional, general Jorge Luis Vargas. 

El rasgo más perverso de Otoniel se revela cuando el agente que lo persigue abre una línea de investigación enfocada hacia las mujeres. Si embargo, el capo nunca ingresó una mujer externa a la zona donde operaba.  

“A él le gustaba cualquier niña, fuera mulata, indígena, morena o blanca. Pero si a él le gustaba tenía que tenerla”, contó una mujer que testificó en el caso.  

“Nos daban ganado, reses y otras cosas. Porque nos dijeron que, si no, iban a abusar de ella también”, asegura la familiar de una de las víctimas.

Uno de los investigadores, sostuvo que la estrategia era cercar a las familias. “Les mandaba a hacer casas nuevas, daba vehículos, motocicletas y hasta joyas. Era una forma inusual de cortejarlas para la región (...) Es una decisión de aceptar el bien o aceptar el mal”.  

Lea también: Defensa de alias Otoniel presenta último recurso para evitar su extradición

La única condición de Otoniel, era que fueran vírgenes. Antes de llevarlas, le enviaban fotos al para el catálogo personal de él. Una vez escogidas, eran llevadas a lomo de mula donde el depredador.  

Incluso, los archivos indican que hubo abortos y enfermedades de transmisión sexual. Entre los registros también hay una niña de ocho años.  

De hecho, algunas de las menores se convirtieron en sus amantes. Una de ellas, ya fue a visitarlo a las celdas donde permanece a la espera de su extradición. Se sabe, que ya es mayor de edad y tiene un hijo con el narcotraficante.