Justicia, eso piden las comunidades indígenas tras abuso sexual de una menor de edad.
Justicia, eso piden las comunidades indígenas tras abuso sexual de una menor de edad.
Cortesía: Organización Indígena de Antioquia, (OIA).
27 Jun 2020 02:14 PM

Niñas y mujeres indígenas levantan sus voces contra abuso sexual

Los militares implicados en la violación de una niña emberá fueron enviados a un batallón mientras se resuelve su situación juducial.
Maira
Arbeláez Camaño
@maiarbe

Con fotografías de niñas indígenas, quienes en sus manos sostienen un cartel con el mensaje: “nuestro cuerpo es un territorio sagrado, no se toca, no se mata, no se viola”, la Organización Indígena de Antioquia, (OIA), rechazó en redes sociales el abuso sexual de una niña ancestral de 13 años de edad, por parte de siete militares en Risaralda.

La consejera de Generaciones y Familia, Amelicia Santacruz, dijo que con la campaña 'Que el silencio no te haga cómplice de las violencias',  buscan visibilizar aún más estos hechos, para que no queden impunes, pues muchas veces las víctimas no denuncian por miedo.

Lea también: Hospital de Turbo ya tiene espacio para camas UCI, pero aún sin ventiladores

En redes sociales, la Organización Indígena de Antioquia, sigue mostrando el rostro de las niñas ancestrales del departamento, para que el país las reconozca como libres y merecedoras de respeto.  En un comunicado expresó que es hora de abandonar el miedo, dejarlo a un lado, para evitar que las niñas y mujeres ancestrales sigan siendo vulneradas y atacadas.

¿Y los militares?

Un juez de Control de Garantías impuso medida de aseguramiento contra los siete soldados señalados de haber abusado sexualmente a una niña indígena en el departamento de Risaralda, fueron trasladados al Batallón Pedro Nel Ospina, en Bello, Norte del Valle de Aburrá.

En las últimas horas se conoció que los militares fueron trasladados a la guarnición militar a eso de las 6:00 de la mañana de este sábado.

Le puede interesar: La nueva 'apuesta' de Maduro de cara a unas elecciones

El juez determinó que deberán permanecer en el batallón mientras se adelanta el proceso judicial. Si bien, el centro de reclusión para soldados más cercano al lugar de los hechos está ubicado en Cali, el traslado no se logró allá, porque no habían cupos. 

Los soldados, quienes aceptaron cargos, deberán responder por acceso carnal abusivo en menor de 14 años, seis de ellos en calidad de autor y uno como cómplice, según la Fiscalía General de la Nación.