Perfilamiento a Gustavo Rugeles
Cortesía
10 Jun 2020 07:06 AM

Corte Suprema tiene información de perfilamientos a personas cercanas al Centro Democrático

Hasta ahora no se conocía de perfilamientos al periodista Gustavo Rugeles, ni tampoco a miembros del Partido Centro Democrático.
Santiago Ángel
Santiago
Ángel
@santiagoangelp

El expresidente Uribe se refirió en la plenaria del Senado a la indagación preliminar que adelanta la Corte Suprema por un anónimo que llegó en diciembre y que lo acusaba de ser beneficiario del espionaje que realizó el Ejército a varias personas entre las que se encontraban periodistas de medios, abogados, y políticos de la oposición.

El senador se quejó de que el anónimo estuviese siendo investigado en dos despachos, y de la demora de la Corte para resolver el impedimento de la magistrada Cristina Lombana que tuvo que hacerlo a sus colegas porque en las carpetas del Ejército había una enunciación a su nombre en un artículo de prensa.

Además, el expresidente insistió que el proceso sobre el hacker Sepúlveda en el que Uribe terminó siendo investigado por la denuncia del veedor Pablo Bustos, lleva más de seis años en la Corte sin que hasta ahora se haya podido conocer pruebas que corroboren el supuesto papel de Uribe en la intención de infiltrar al Acuerdo de Paz en Cuba.

Pero la revelación más importante y que abre un nuevo capítulo en la historia de las carpetas secretas tiene que ver con su declaración acerca de que en las carpetas aparecían los nombres de dos personas que hasta ahora no se conocían. Uribe habló de Miguel Matus que fue excandidato al Congreso por el Centro Democrático y antes de hacer su paso a la política fue periodista de Caracol Radio cubriendo las negociaciones de paz con las Farc. Por ese trabajo Matus se ganó un premio de periodismo Simón Bolívar. Ha sido cercano al expresidente y hoy es militante activo del Centro Democrático con el que trató de llegar al Congreso por Arauca, pero se quemó.

Lea tambiénEs posible que el anónimo haya salido del interior de las Fuerzas Armadas: Uribe

Esto quiere decir que, además de los nombres que el país conoció con la publicación de la Revista Semana, aparece el de una persona que hoy hace parte del Centro Democrático y que según el expresidente fue perfilado por el Ejército como cercano al ELN. Matus vive en Arauca con problemas de seguridad y tiene un esquema de la UNP por las dificultades de orden público de la región. Por esta nueva exposición de su nombre va a presentar una denuncia a la Fiscalía para que se investigue su perfilamiento.

El otro nombre le da un viraje a la historia. Gustavo Rugeles ha sido reconocido por generar polémicas con sus publicaciones en el portal El Expediente, del que es dueño y director, y es relacionado en el país político con sectores de la derecha y de ser uno de los críticos más duros del gobierno del expresidente Juan Manuel Santos.

Aunque no fue mencionado por Semana en la publicación de las carpetas secretas, la revista dejó pistas de quien supuestamente estaría detrás de una estrategia para desprestigiar al periodista Nick Casey del New York Times que publicó los formatos del general Nicasio Martínez para generar más bajas, capturas y resultados en las fuerzas, con el que se generó una alerta por la historia de los falsos positivos.

La publicación señaló que había órdenes en el Ejército para desprestigiar a Casey, a través de portales digitales y de un periodista “conocido por tener procesos judiciales por golpear a mujeres”. Desde entonces se especuló que Rugeles era quien estaba en esa supuesta estrategia de desprestigio al New York Times en Colombia, aunque hasta ahora no se conocen las pruebas de ese señalamiento.

El perfilamiento

La FM conoció el perfilamiento completo que se encuentra en el expediente del proceso de las carpetas secretas en la Corte Suprema de Justicia. Hay que recordar que este caso se originó con un allanamiento al Batallón de Ciber Inteligencia en Facatativá en diciembre del año pasado, ordenado por el despacho de la magistrada Cristina Lombana, a donde llegó el anónimo con estas denuncias, al igual que al despacho del magistrado Héctor Alarcón, y a la Secretaría de la Sala de Instrucción. La magistrada Lombana se dio cuenta del anónimo y por tratarse de un batallón que tenía relación con el caso del Hacker que ella investigaba, lo incluyó en su investigación.

El magistrado Alarcón vio el anónimo tiempo después, igual que sus colegas de la sala, y por eso decidieron hacer el reparto cuando Lombana ya había iniciado una investigación sobre el documento. Con toda la información allanada por la Procuraduría como policía judicial de la Corte en el batallón de Facatativá, se conoció que el Ejército estaba realizando estas labores irregulares de espionaje, sin que hasta ahora se sepa quién lo ordenó.

El perfilamiento de Rugeles aparece en ese mismo caso, en la información en poder de la Corte Suprema. Se trata de datos recogidos a través de redes sociales, como los otros perfilamientos, con la excepción de dos personas de una ONG cercana al expresidente Ernesto Samper, en donde apareció información privada sobre sus pasaportes y salidas y entradas del país.

En el perfilamiento a Rugeles se relacionan los datos generales de su perfil en Facebook, información sobre su educación, las universidades en las que estudió, y más adelante algo que  genera preocupación: Los principales nombres de sus familiares y fotos de su actual esposa.

Esta recopilación de datos tiene, como las demás que se conocen hasta ahora, una red de contactos de mayor interacción con Rugeles. Allí aparecen los nombres de Paola Ochoa, periodista de Blu Radio, Joaquín Robles Zabala que fue hasta hace poco columnista de la Revista Semana, dos oficiales del Ejército, y otras personas que no son conocidos públicamente.

Luego, se agregan al documento trinos de Rugeles relacionados a varios temas. Uno de ellos es sobre una publicación que hizo Rugeles sobre otra supuesta campaña de desprestigio contra el general Nicasio Martínez. Allí Rugeles hizo críticas al general Alberto José Mejía.

Aparece también un trino en el que Rugeles hablaba de los formatos para pedir más bajas y resultados del Ejército, y una publicación del 2017 sobre el sindicato de pilotos de Acdac.

Los trinos en el perfilamiento son del 2017 y del 2019 por lo que no es posible saber en qué fecha se empezó a realizar esta revisión del perfil de Rugeles. Tampoco quién lo ordenó.

Rugeles consultado por La FM, dijo que se trata de un perfilamiento mal hecho porque a muchas de las personas que aparecen en su red de contactos no las conoce ni ha tenido contacto ni interacción con ellas en redes. Es el caso de los dos miembros del Ejército que aparecen allí.

La periodista Paola Ochoa que aparece mencionada en el perfil, tampoco ha tenido ningún tipo de relación con Rugeles y ambos aseguran que no han tenido ninguna interacción en las redes sociales. No existe ninguna relación directa entre la periodista Ochoa y Gustavo Rugeles. Por lo que se demuestra que no hubo ninguna rigurosidad en la recolección de los datos, tal como ocurrió con los otros perfilamientos.

Esta información hace parte del expediente que tiene la Corte Suprema y que ahora le corresponde investigar al magistrado César Reyes que tiene también el proceso por Fraude procesal por el que el senador fue llamado a indagatoria en el caso del testigo Monsalve. Rugeles y Matus van a hacer las denuncias correspondientes para que se investiguen estos hechos en la Fiscalía.

Dos fuentes independientes confirmaron que este perfilamiento se encuentra en el expediente de la investigación de la Corte.

Fuente
La FM