Juan Carlos Granados, contralor distrital
Juan Carlos Granados, contralor distrital
Foto de LA FM
12 Mar 2019 08:09 AM

Juan Carlos Granados negó que tuviera vínculos con Odebrecht

Juan Carlos Granados declaró en el juicio contra el exsenador Plinio Olano.
Johana Rodríguez
Johana
Rodríguez
@joharodri4
En medio del juicio que se adelanta contra el exsenador Plinio Olano por el caso Odebrecht, el contralor de Bogotá, Juan Carlos Granados declaró como testigo en el proceso y negó las acusaciones que se le han hecho desde la Fiscalía General de la Nación sobre supuestos aportes de la multinacional Odebrecht a su campaña a la gobernación de Boyacá, en 2011.
 
Granados también negó cualquier tipo de presión o influencia por parte del exsenador Plinio Olano sobre decisiones como gobernador o como miembro de la junta directiva de la Corporación Autónoma Regional (CAR). 
 
Ni a favor de Odebrecht, ni en nadie en particular (...) En ningún momento Olano se interesó en algún tipo de licitación (...) Nunca me solicitó hacer una reunión con Odebrecht”, puntualizó. 
 
 
El contralor también desmintió las declaraciones que ha entregado el empresario Federico Gaviria, a quien el fiscal Ad Hoc ya le suspendió un principio de oportunidad. 
 
“Lo que he encontrado en el testimonio del señor Federico Gaviria son muchas inconsistencias, a propósito de plantear unas solicitudes, supuestamente, del señor Plinio Olano, a favor de mi campaña”, aseguró.
 
El contralor de Bogotá también desmintió la declaración de Gaviria cuando afirmó que Granados, siendo gobernador, comprometió supuestamente la adjudicación del proyecto Duitama - Charala - San Gil, a la firma brasileña Odebrecht.
 
“Yo como gobernador no hubiera podido nunca comprometer una vía que va más allá de la Gobernación de Boyacá. Es decir, empieza en otro departamento y termina en Boyacá (...) ¿cómo comprometo el territorio del Santander sin el aval del gobernador?”, dijo. 
 
En el juicio contra Olano también declaró el entonces abogado de Federico Gaviria, Luis Enrique Rojas, quien también desmintió las declaraciones de su antiguo cliente por el caso Odebrecht. 
 
Gaviria, que es hoy el testigo principal en el caso del exsenador Olano, fue beneficiado en 2012 con un principio de oportunidad por el llamado carrusel de la contratación de Bogotá, en el que fue encontrado culpable de ser uno de los determinadores de la adjudicación irregular de un contrato de ambulancias para la ciudad.
 
En el caso Odebrecht, Gaviria es señalado como uno de los gestores de la entrega de coimas por parte de la multinacional brasilera en Colombia, con el fin de lograr un acuerdo de estabilidad jurídica que benefició al concesionario del proyecto de la Ruta del Sol II.
 
Actualmente, Gaviria está a la espera de un preacuerdo con la justicia para recibir beneficios a cambio de colaboración. En días pasados el fiscal Ad Hoc Leonardo Espinosa anunció la suspensión del preacuerdo por considerar que no ha contribuido suficientemente con la verdad. 
Fuente
Sistema Integrado de Información