Carlos Emel Cuervo Cañola, alcalde de Salgar
Carlos Emel Cuervo Cañola, alcalde de Salgar
Foto: Gobernación de Antioquia
26 Sep 2019 05:20 PM

Investigan al alcalde de Salgar, Antioquia, por presunta corrupción

También es investigado el Secretario de Salud de ese municipio.
Luz Marina
Arango Bolivar

La Procuraduría General de la Nación formuló pliego de cargos en contra el alcalde de Salgar, Antioquia, Carlos Emel Cuervo Cañola, y el secretario de Salud y Desarrollo Comunitario, Jorge Humberto González Betancur, por presuntas irregularidades en tres procesos de contratación por cerca de 400 millones de pesos.

De acuerdo con la decisión de primera instancia, proferida por la Procuraduría Provincial de Andes, se busca determinar si Cuervo Cañola y González Betancur incurrieron en presuntas irregularidades al utilizar, en tres contratos, la figura de convenio y contratación directa con la Corporación Icread.

El proceso disciplinario tiene que ver con el convenio 007, celebrado el 6 de agosto de 2016 para la ejecución del Programa PAE, dirigido a la población escolar del municipio y por un valor total de 329 millones 612 mil 534 pesos.

Lea también: Por homicidio culposo sería judicializado padrastro de niña muerta en Barbosa

Posteriormente, el 9 de diciembre del mismo año, firmaron el contrato 017 para el suministro de 600 paquetes nutricionales, para la ejecución del proyecto 'Promoción del Envejecimiento y Protección al Adulto Mayor', por la suma de 43 millones 680 mil pesos.

El tercer contrato cuestionado por el Ministerio Público por 24 millones 990 mil pesos, tiene que ver con la entrega de 1.275 porciones al desayuno, almuerzo y cena para la atención integral y nutricional de 15 personas adultas mayores en situación de calle en esa población del suroeste del departamento.

Le puede interesar: Sismo de magnitud 4 sacude Medellín y otras zonas de Antioquia

La Procuraduría trata de establecer si el alcalde y el secretario de Salud y Desarrollo Comunitario, incurrieron en fallas disciplinarias al realizar los tres convenios con la Corporación Icread, sin que al parecer, la actividad a la cual se dedica la entidad tuviera concordancia con el objeto contractual, y sin que posiblemente cumpliera con la idoneidad y experiencia requerida para ejecutarlos.

El Ministerio Público calificó provisionalmente la presunta conducta de Cuervo Cañola y González Betancur como gravísima por desatención elemental de las normas.