Rafael-Uribe-Noguera-Tomada-de-video.jpg
14 Dic 2016 03:49 AM

Fiscalía tiene más de 80 pruebas contra Rafael Uribe Noguera

La Fiscalía tendría en su poder pruebas de peso en contra del presunto abusador y asesinos de la niña de siete años, Yuliana Andrea Samboni.
La
Fm

Tras cumplirse diez días del brutal abuso, tortura y asesinato de Yuliana Andrea Samboni en el norte de Bogotá, las autoridades siguen recopilando información que permita esclarecer las circunstancias en las que se produjo este crimen.

LA F.m. y RCN Radio conocieron que los investigadores del CTI que adelantan el caso, ya cuentan con al menos 80 pruebas físicas y testimoniales que involucrarían de manera directa Rafael Uribe Noguera con estos hechos.

Dentro del material con el que ya cuenta la Fiscalía, hay al menos 30 vídeos de cámaras de seguridad en los que se observa al hombre de 38 años ingresando al edificio EQUUS && en compañía de la menor.

De la misma manera, se conoció que en uno de los vídeos se observa a la niña tratando de forcejear con Uribe Noguera, antes de ser bajada de la camioneta en la que al parecer fue raptada por este mismo hombre en el barrio Bosque Calderón en los cerros orientales de Bogotá.

Otro de los vídeos revela que Uribe Noguera habría sostenido una conversación de varios minutos con el vigilante Fernando Merchán, quien apareció muerto en extrañas circunstancias en los últimos días en Bogotá.

Con esta prueba se demostraría que el vigilante habría mentido con respecto a las versiones que le había entregado a la Fiscalía, además de la 'minuta' que escribió el día de la muerte de la niña, en la que aseguró que el apartamento se encontraba solo y que no había tenido ningún tipo de contacto con Rafael Uribe.

Otro vídeo reveló que Rafael Uribe Noguera al parecer salió a las 3:00 p.m. del edificio EQUUS 66 con rumbo a su oficina ubicada a pocas cuadras, en la que también fueron encontrados al parecer varios juguetes sexuales y presunto material con contenidos pornográficos infantiles.

Estas pruebas se sumarán a los allanamientos que le hicieron a los computadores de Uribe Noguera y al congelamiento de sus cuentas bancarias, para determinar si este hombre haría parte de una red de trata de menores o de pederastas.