Diego Cadena
Diego Cadena
Colprensa
27 Jul 2020 04:30 PM

Fiscalía imputa dos delitos a Diego Cadena por supuesto pago de sobornos

Soborno en actuación penal y fraude procesal.
Jenny
Rocio Angarita
@jennyr2207

La Fiscalía General de la Nación les imputó los delitos de soborno en actuación penal y fraude procesal a los abogados Diego Javier Cadena Ramírez y Juan José Salazar Cruz, por haber supuestamente ofrecido dinero y ayuda para ingresar a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) a dos exparamilitares que permanecen privados de la libertad, para mentir en la Corte Suprema de Justicia y con ello favorecer al expresidente senador Álvaro Uribe Vélez.

El delegado de la Fiscalía, Daniel Hernández, dijo que el abogado Cadena visitó al exparamilitar Carlos Enrique Vélez en la cárcel de Palmira, Valle del Cauca, el 18 de julio de 2017.

Durante la conversación, le ofreció supuestamente el pago de 200 millones de pesos a cambio de que declarara ante la Corte Suprema de Justicia que el senador Iván Cepeda lo había contactado para ofrecerle dinero y prebendas dentro del centro de reclusión para que testificara contra Uribe Vélez.

En contexto: Caso Diego Cadena: Fiscalía le imputará cargos por supuesto pago de sobornos

Según la Fiscalía, el papel que jugó el también abogado Juan José Salazar Cruz fue el de coordinar los pagos y de continuar reuniéndose con Vélez.

También se conoció que Cadena, presuntamente, contactó también al exparamilitar Juan Guillermo Monsalve, a quien aparentemente también le ofreció prebendas y ayudas para entrar a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP).

“La Fiscalía General de la Nación formula imputación en contra de los señores Juan José Salazar Cruz y Diego Javier Cadena Ramírez; para el mes de julio de 2017 en la ciudad de Cali ustedes (imputados), actuando con una clara división de trabajo con un enfoque a desarrollar actividades delictivas y cada uno con un aporte importante para poder lograr el trabajo criminal que se acordó", dijo el fiscal Hernández.

Según Hernández, el papel de Cadena consistió en reunirse con el paramilitar Carlos Enrique Vélez.

“Le correspondió a usted, señor Cadena, el abordaje de Carlos Enrique Vélez, confeso paramilitar condenado y que se encuentra pagando una pena en el establecimiento penitenciario y carcelario de alta y mediana seguridad en la ciudad de Palmira (Valle del Cauca); según Vélez, este acercamiento se realizó el 18 de julio de 2017 sobre las 4 de la tarde para que en provecho de un tercero prometiera el pago de 200 millones de pesos de los cuales alcanzó a entregar a diferentes personas la suma de 48 millones de pesos con el fin de que Vélez declarara falsamente ante la honorable Corte Suprema de Justicia respecto a que el senador Iván Cepeda había abordado al señor Carlos Enrique Vélez (paramilitar) en diferentes oportunidades con el fin de que cambiara su versión contra el senador Álvaro Uribe Vélez".

El Fiscal señaló, además, que parte de la supuesta negociación consistía en decir que Cepeda le había ofrecido dinero, además de prebendas al interior del centro de reclusión en el que permanece.

En su exposición el delegado de la Fiscalía General continuó explicando cuál fue el papel que jugó aparentemente Salazar Cruz.

"Al doctor Salazar Cruz le correspondió seguir encontrándose o comunicándose con Carlos Enrique Vélez para que Cadena pudiera conocer las inquietudes que tuviera".

Lea también: Docentes, egresados y estudiantes de la Nacional le piden que Fiscalía retractarse

Así fueron los pagos

Según la investigación de la Fiscalía, la entrega de los dineros se hizo entre julio de 2017 y agosto de 2018.

“Se hicieron entregas de dinero por 48 millones de pesos, se hicieron giros por un total de 10'600.000 pesos. A un sobrino (paramilitar) 18 millones pesos; a un primo 10 millones de pesos y por último se entregaron al hijo de Carlos Enrique Vélez 10 millones de pesos por orden del abogado Cadena”

De acuerdo con la Fiscalía, Salazar Cruz tuvo contacto con los familiares del paramilitar recluido en Palmira (Valle del Cauca) para poder entregar los dineros.

Juan Guillermo Monsalve

La investigación de la Fiscalía arrojó que el 22 de febrero de 2018 en la cárcel La Picota, en Bogotá hubo un encuentro con el paramilitar Juan Guillermo Monsalve, a quien Cadena Ramírez le habría ofrecido al parecer apoyo jurídico en su proceso y la posibilidad de ser admitido en la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP).

“Buscó usted y abordó al señor Juan Guillermo Monsalve; en este caso le ofreció apoyos o asesorías jurídicas, colaborarle en recursos jurídicos y lógicamente tramitarle el ingreso a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), con el fin de que declarara falsamente ante la Corte Suprema de Justicia y manifestara que el senador Cepeda lo había abordado y que este le había ofrecido beneficios judiciales, protección y de cambio de cárcel con el objetivo que declarara en contra del expresidente Álvaro Uribe Vélez”.

En el segundo hecho no habría tenido participación el abogado Salazar Cruz.

El fiscal Daniel Hernández señaló que este tipo de hechos llevaron a incurrir en errores a la Corte Suprema de Justicia.

Le puede interesar: Luz verde a reactivación del transporte terrestre: Gobierno define el paso a paso

"Manifiestan los ciudadanos que el doctor Cadena se presentó a las instalaciones de los establecimientos penitenciarios con los documentos realizados con su membrete y que lo único que solicitaba eran sus firmas de los mismos". Posteriormente, se solicitó que los documentos fueran escritos por los paramilitares.

Los abogados del aforado presentaron los documentos ante la Corte Suprema de Justicia; según la Fiscalía, Cadena nunca presentó el poder acreditando la defensa del senador Uribe Vélez.

“Es claro que indujo al error a la honorable Corte Suprema de Justicia por medios fraudulentos, tal y como lo establecen las mismas declaraciones de Carlos Enrique Vélez y Juan Guillermo Monsalve”.

Posteriormente, ante el juez 35 Penal Municipal con Función de Control de Garantías, los abogados Diego Javier Cadena Ramírez y Juan José Salazar Cruz se declararon inocentes al no aceptar los cargos.