Boletería de la Selección Colombia
Boletería de la Selección Colombia
Colprensa
1 Ago 2018 12:12 PM

Fiscalía analiza reventa de boletas de partidos de la Selección Colombia

Los investigadores buscan definir si hay méritos para citar e incluso imputar cargos a los protagonistas del caso.
Mauricio Collazos
Mauricio
Collazos
@CollazosMao

Un fiscal delegado ante el CTI y un grupo de agentes de la Policía Judicial emprendieron un minucioso estudio y verificación de las pruebas recolectadas dentro de la investigación que se adelanta para establecer la posible comisión de delitos por el escándalo de la reventa de boletas para la eliminatoria del pasado Mundial de Fútbol, que se realizó en Rusia.
 
Los expertos del CTI ya tienen en su poder toda una serie de evidencias, como decenas de correos electrónicos, certificaciones de reuniones, testimonios, mensajes de WhatsApp, informes de liquidación y otros documentos, que conllevarían a demostrar que, al parecer, existieron acciones deliberadas y omisiones de algunos de los miembros y directivos de la Federación Colombiana de Fútbol para favorecer a la empresa Ticketshop con el millonario contrato de la venta de boletas.
 
Estas acciones se suman a la investigación que sigue por estos hechos la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC), que formuló pliego de cargos a la Federación Colombiana de Fútbol (FCF), Ticketshop, Ticketya, Luis Bedoya (expresidente de FCF) y a Ramón Jesurún (actual presidente de FCF).
 
Este proceso de la Superindustria podría derivar en millonarias sanciones económicas.
 
La Fiscalía busca establecer si existió una estrategia criminal que habría dado como resultado la desviación masiva de boletas, con fines de reventa para los partidos de fútbol disputados por la Selección Colombia en su condición de local en la ciudad de Barranquilla.
 
Según las investigaciones, aunque el precio de la taquilla de las 42.221 boletas desviadas masivamente equivale a 8.700 millones de pesos, presuntamente en un primer eslabón se habrían generado ingresos por un monto superior a los 21.800 millones de pesos, derivados de la reventa.
 
Una vez el organismo judicial culmine el análisis probatorio definirá si cita a declarar a varios de los protagonistas de este escándalo e incluso si existen méritos suficientes para acudir ante los jueces y formular eventuales imputaciones de cargos.