Álvaro Uribe en el Congreso de la República
Álvaro Uribe en el Congreso de la República con la bancada del Centro Democrático
Colprensa
7 Oct 2020 08:51 PM

Caso de Uribe debió devolverse a la Corte: Magistrado que salvó su voto

Jaime Moreno salvó su voto en la decisión que dejó en manos de la juez 30 de garantías la libertad del exmandatario.
Johana Rodríguez
Johana
Rodríguez
@joharodri4

RCN Radio conoció el salvamento de voto del otro magistrado de la Corte Suprema de Justicia que se apartó de la decisión que dejó el proceso de presunta manipulación de testigos contra el expresidente Álvaro Uribe en manos de la juez 30 con función de control de garantías.

Se trata del magistrado Jaime Humberto Moreno de la Sala Penal, para quien ese proceso debía devolverse a la Sala de Instrucción de la Corte Suprema de Justicia y tramitarse bajo el antiguo sistema penal (ley 600 de 2000).

El argumento del Magistrado se centra en que los hechos por los cuales Uribe esta siendo investigado sucedieron cuando él fungía como Congresista, es decir bajo un fuero congresional que le compete investigar al Alto Tribunal.

Le puede interesar: Corte Suprema vuelve a negar libertad a Álvaro Uribe

“Todo inició en los debates de control político propuestos por el entonces Representante a la Cámara, doctor Iván Cepeda Castro, desde el año 2011”, dice el Magistrado recordando la historia del proceso penal contra Uribe.

Por eso el Magistrado advierte que: “el escenario político detallado, el cual no es ajeno a la función congresual y que trascendió a esferas mediáticas, e incluso, judiciales, constituye una sola unidad”.

Lo anterior quiere decir que el escenario político y judicial en este caso no pueden separarse porque según dice el magistrado, “toda ella hace parte de la pretensión de un exparlamentario que aspira imponer su fuerza política, al margen del resultado obtenido”.

Lea también: Vicepresidenta "confía" en que Uribe se pueda defender en libertad

Más adelante en su argumentación añade que: “la finalidad de un partido o movimiento político no es otra que la consecución y permanencia en el poder, dado que esa es la real vocación de los líderes políticos”

“El alfa y el omega de todo (procesos radicados con los números 38451 y 52240, al interior de la Corte Suprema de Justicia) fue la necesaria consecuencia del ejercicio de la función congresual, con miras hacia la prevalencia de cierta fuerza política sobre otra, diametralmente opuesta”, añade en su salvamento de voto.

El Magistrado concluye que: “este asunto, por competencia, debía regresar a la Sala Especial de Instrucción de la Corte Suprema de Justicia, con el procedimiento establecido en la Ley 600 de 2000”.

“El doctor Álvaro Uribe Vélez, siempre lleva puesto el sello de lo público, y si su conducta ahora considerada presuntamente punible la realizó siendo Congresista, la misma trasciende y se extiende con la dimensión de su figura y la publicitación de su función congresual”, puntualiza el Magistrado.