Agresion-a-mujer.jpg
Imagen de referencia de Ingimage
2 Nov 2017 01:07 PM

En Bogotá han asesinado a 78 mujeres en lo corrido del año

La secretaria de la Mujer, Cristina Vélez, celebró la decisión de la justicia de aumentar la pena de Rafael Uribe Noguera, asesino de la niña Yuliana Samboni.
La
Fm

Vélez consideró el hecho como un ejemplo de cómo se deben castigar este tipo de crímenes.

Sin embargo, la funcionaria hizo un llamado a seguir trabajando en políticas para castigar los feminicios, pues solo en lo corrido de este año ya son 78 mujeres asesinadas en Bogotá.

Lea también:

"El reporte al 30 de septiembre es de 78 mujeres asesinadas en la ciudad de Bogotá, eso significa 2 menos reportados en comparación con la misma fecha del año anterior. Pero sabemos que todavía hay mucho por hacer. Yo soy una absoluta convencida de que la estrategia de litigio, es decir representar a las víctimas con las mejores abogadas posibles, es la mejor estrategia", dijo Vélez.

La secretaria además informó que la familia de la niña Yuliana Samboni ha decidido por el momento no iniciar proceso de reparación. Sin embargo, el Distrito organizará el próximo 4 de diciembre una conmemoración a las muertes por feminicios en que se la hará un homenaje a Yuliana Samboni.

El Tribunal Superior de Bogotá avanzó en el estudio de la apelación que formuló la Fiscalía General de la Nación para determinar si incrementaba la condena de 51 años y 10 meses de prisión impuesta en primera instancia a Rafael Uribe Noguera, confeso autor del abuso sexual y homicidio de la niña Yuliana Samboni; finalmente, se amplió la condena a 58 años de cárcel.

La decisión fue adoptada por el magistrado Mario José Agudelo Parra, quien acogió los argumentos expuestos en su apelación por la Fiscalía. En la misma sentencia se aumentó la multa económica a Rafael Uribe de cien salarios mínimos legales a 1.658 salarios mínimos legales mensuales por los daños causados.

La Fiscalía argumentó en su apelación que en la primera condena el juez no tuvo en cuenta el daño ocasionado a la víctima ni la intensidad del dolor, al considerar que Rafael Uribe Noguera era consciente y tenía pleno conocimiento de la gravedad de los hechos que estaba cometiendo.