10 Mayo 2016 06:41 AM

Bacrim imponen toque de queda en Norte de Santander

Se agudiza la situación de orden público en Norte de Santander, en donde continúan las extorsiones y amenazas.
Las amenazas y extorsiones de las bandas criminales han originado desplazamiento de familias campesinas de los corregimientos de Palmarito y Banco de Arena, zona rural de Cúcuta.
 
Los habitantes señalan que se ven obligados a pagar una cuota extorsiva para poder comercializar sus productos agrícolas y temen que sus hijos sean reclutados por la guerrilla y bandas criminales, por eso piden mayor presencia de la Policía y Ejército.
 
Asimismo, en el Catatumbo la situación se complica. San Calixto, Hacarí, El Tarra y Teorama, al parecer, tienen declarado toque de queda por parte de las bandas criminales, ya que ninguna persona puede desplazarse por estas localidades después de las 6 de la tarde. Esta situación se presenta, al parecer, desde que fue abatido alias Megateo.
 
San Calixto y Hacarí son los dos municipios en donde más se han presentado situaciones adversas para la Policía por la presión que ejercen las guerrillas en la población. Los uniformados no pueden salir de la estación por miedo a un ataque y la comunidad no les vende víveres por miedo a la retaliación de los grupos ilegales. Alcaldes señalan que históricamente los grupos armados ilegales y las guerrillas tienen el dominio de la población.
 
Las autoridades tampoco descartan que bandas criminales como el EPL estén detrás de los secuestros como el de la joven abogada de 25 años, Melissa Trillos, que fue plagiada el pasado 20 de abril y, a la fecha, sus captores no se han comunicado con sus familiares. El Gobierno de Norte de Santander señaló que si las guerrillas de las Farc y ELN niegan tener en sus manos a la joven, las bandas criminales como el EPL o la delincuencia común serían quienes la tienen retenida. 
Fuente
Sistema Integrado Digital