Jhon Jairo Velásquez, alias Popeye
Jhon Jairo Velásquez, alias Popeye / Colprensa
28 Nov 2018 05:19 PM

Alias Popeye dio detalles del asesinato de Guillermo Cano

Por este crimen también deberá responder Gustavo Adolfo Gutiérrez lugarteniente de Pablo Escobar.
Mauricio Collazos
Mauricio
Collazos
@CollazosMao

Una comisión de la Fiscalía General escuchó en diligencia de indagatoria al exjefe de sicarios del Cartel de Medellín, Jhon Jairo  Velásquez Vásquez, alias Popeye, dentro de la investigación por el asesinato del director del diario El Espectador, Guillermo Cano Isazaocurrido el 17 de diciembre de 1986.

La diligencia fue practicada en la cárcel de la Tramacua en Valledupar,  en donde permanece recluido alias Popeye. De igual forma, por este magnicidio fue citado a responder el próximo 4 de diciembre Gustavo Adolfo Gutiérrez, también lugarteniente del extinto jefe del cartel de Medellín.

Lea también: "Esto es un montaje en mi contra", aseguró alias Popeye

Ambos sicarios de Pablo Escobar fueron vinculados formalmente a este proceso para que respondan como supuestos autores del delito de homicidio agravado. El periodista Guillermo Cano fue asesinado a la salida de la sede del diario El Espectador, tras una orden impartida por Pablo Escobar.

La determinación fue adoptada por un fiscal adscrito a la Unidad de Derechos Humanos, a través de un escrito de nueve páginas. En una indagatoria anteriormente rendida en la Fiscalía, alias Popeye confesó el plan criminal que orquestó y ejecutó el cartel del narcotráfico de Medellin para asesinar a Cano Isaza.

Lea además: Imputarán cargos a alias Popeye por amenazas a seguidores de Petro

En su declaración ‘Popeye’ indicó: “la vuelta es muy sencilla, para matar a don Guillermo Cano no se necesitaba nada; salía todos los días a la misma hora del diario El Espectador, andaba en un carro Subaru que no era blindado, andaba sin escoltas y siempre manejaba”.

De acuerdo con lo declarado por alias Popeye, el homicidio del periodista lo ejecutó el Negro Pabón, quien luego murió en un hotel de Panamá. En relación con Gustavo Adolfo Gutiérrez, conocido con el alias de Maxvel, las pruebas de la Fiscalía lo sindican de hacer parte del los sicarios que tenía a su servicio Pablo Escobar.

En contra de alias Maxvel pesa una condena de 17 años y cuatro meses de prisión  por los delitos de tráfico de estupefacientes, extorsión, hurto y falsedad en documento.