5 Ago 2015 05:50 PM

Abogado Jaime Granados: directivo de Conalvías actuó de buena fe

Según la Procuraduría, Andrés Jaramillo debe ser investigado por la Fiscalía por la cesión irregular del contrato de la calle 26 en Bogotá.
El abogado Jaime Granados, defensor del representante legal del Grupo Empresarial Vías de Bogotá, Conalvías, Andrés Jaramillo, aseguró que no entiende por qué la Procuraduría ordenó que se compulse copias a la Fiscalía para que investigue a Jaramillo, cuando todo lo relacionado al contrato que los Nule le cedieron a Conalvías ya es "un asunto zanjado desde 2013 por un Tribunal Arbitral".
 
 
Según el jurista, en diciembre de 2013 este Tribunal resolvió las diferencias entre Conalvías y el Instituto de Desarrollo Urbano de Bogotá, IDU, al conceptuar que hubo "buena fe por parte del contratista en lo que a la cesión y todas sus etapas se refiere".
 
 
Asimismo, señaló que las cifras expuestas por la Procuraduría en el fallo que destituyó e inhabilito por 18 años al exalcalde de Bogotá, Samuel Moreno, "no corresponden a la realidad de la cesión, lo ordenado en el laudo arbitral y lo efectivamente pagado por el IDU", ya que según el Ministerio Público, esta empresa fue beneficiada con un contrato por 218 mil millones de pesos que tuvo sobrecostos de 190 mil millones y que además Conalvías no devolvió 28 mil millones entregados por el IDU.