mariaalejandracardenas1.jpg
María Alejandra Cárdenas / Foto de un video de Women’s Link Worldwide
31 Oct 2016 08:33 AM

Women’s Link defiende que Jurisdicción Especial para la Paz juzgue crímenes contra mujeres

Como parte de una delegación de la sociedad civil que esta semana viaja a Cuba, Women’s Link aportará su experiencia sobre cómo garantizar los derechos de las mujeres en procesos de justicia transicional.
La
Fm

La organización Women’s Link Worldwide viaja hoy a La Habana como parte de una amplia delegación de personas y organizaciones de la sociedad civil que coinciden en exigir que se llegue pronto a un acuerdo en el que se mantengan, como mínimo, los derechos de las víctimas contenidos en el acuerdo final, que pueden ser mejorados en la renegociación pero nunca rebajados.

“La Jurisdicción Especial para la Paz contempla garantías específicas para que las mujeres y niñas accedan a la verdad plena, a la justicia y a la reparación por los crímenes que sufrieron. Vamos a La Habana a defender esas garantías porque estamos convencidas de que solo de esta manera podremos construir una paz estable y duradera”, aseguró María Alejandra Cárdenas, directora legal regional de Women’s Link Worldwide, quien viajó hoy como parte de la delegación de sociedad civil, en representación de las mujeres.

Para esta organización internacional de derechos humanos, las medidas que fueron adoptadas en el Acuerdo Final para garantizar los derechos de las mujeres y evitar la impunidad que actualmente impera frente a los crímenes cometidos contra ellas, en el conflicto armado, son las que deben mantenerse.

“El acuerdo final reconoció que los crímenes contra las mujeres son graves y por ello debe dárseles prioridad en la investigación. No pueden dejarse de lado como ha ocurrido en otras negociaciones de paz. Así mismo, deben mantenerse tanto el equipo especial de investigación en violencia sexual, que ni la Fiscalía ni Justicia y Paz tienen actualmente, y el grupo de trabajo en género dentro de la Comisión de la Verdad. Solo así será posible alcanzar la verdad, la justicia y la reparación que las mujeres reclamamos”, puntualizó Cárdenas.

Para la organización internacional de derechos humanos, no se debe permitir que, en la búsqueda de un consenso nacional para la terminación del conflicto se afecten derechos fundamentales que no fueron ni podrían ser materia de negociación por estar contenidos en la Constitución y en tratados internacionales ratificados por Colombia. Esto equivaldría a una modificación velada e inconstitucional de la Carta Política.