Protestas en Venezuela
Foto: AFP
8 Nov 2019 06:41 PM

Venezuela, sumida en una crisis sin precedentes donde la salud no se salva

La crisis del sistema de salud público se agrava. Incluso, la ONU alerta sobre un inminente colapso.
Saul
Noriega
@noriegasaul

Los indicadores de salud en Venezuela desvelan una crisis sin precedentes que ya no solo afecta a la población más vulnerable, sino que también alcanza a quienes se vieron en la necesidad de acudir a un hospital público y encontraron el reflejo del desastre.

La llamada “Encuesta Nacional de Hospitales”, realizada por la organización Médicos por la Salud con el apoyo de sociedades médicas y expertos en distintas áreas, da cuenta de la paralización paulatina que presentan los 40 hospitales principales en Venezuela y que ya llega al punto de impactar negativamente, no solo la atención, sino también el diagnóstico.

Más enAprueban en España extradición de exjefe de inteligencia chavista

Los laboratorios hospitalarios presentan 55 % de inoperatividad, con el agravante que áreas como microbiología o serología están paralizadas al 100 %. “En Venezuela no hay cómo realizar una prueba de hepatitis A”, enfatizó el infectólogo Julio Castro, integrante de la organización, quien presentó los resultados.

Además, destacó que en las salas de Rayos X la inoperatividad llega al 58 % mientras que cerca del 20 % de las unidades de diálisis instaladas en hospitales de Venezuela no funciona. A esto se le suma que los servicios de tomografía y resonancia magnética prácticamente están paralizados, con un indice de 85,6 % de inoperatividad.

La crisis de servicios públicos también toca los centros de salud, ya que destaca que "70 % de los hospitales no tienen agua, sino una o dos veces por semana", un estimado similar a los que tienen fallas en el suministro eléctrico.

“No hay forma de garantizar diagnóstico y seguimiento en ninguno de los hospitales. Hay personas que terminan muriéndose en la casa porque no pueden costear exámenes y tratamientos”, puntualizó.

De interésJusticia española avaló extradición a EE.UU. a exjefe de inteligencia chavista

Además, alertó sobre el aumento de la tasa de mortalidad general, un indicador que ha ido descendiendo en la región. “Los últimos datos oficiales que tenemos es de 2014, y ese año el impacto de personas que murieron y no han debido morirse suma 200 mil personas, una mortalidad que va subiendo, igual que la mortalidad infantil y la mortalidad materna”, agregó.

Puntualizó que, según los datos de la Organización Panamericana de la Salud, en ningún país en América está aumentando la tasa de mortalidad general: “Ni siquiera Haití”, lo que a su juicio “da una señal que algo muy malo está pasando, que se traduce en gente que fallece o ve comprometida su salud”.

Los datos coinciden con la reciente evaluación que hizo durante su vista a Venezuela el subsecretario general adjunto de la Oficina de las Naciones Unidas para Asuntos Humanitarios, Mark Lowcock, quien alertó que "el sistema de salud está al borde del colapso y que muchos hospitales carecen de la infraestructura básica de agua y electricidad".

Fuente
Sistema Integrado de Información