Vacunación - vacuna
Colprensa
15 Feb 2021 01:01 PM

Vacunación antivid y su desigualdad en América

Como un modelo a seguir han calificado los expertos la labor de Chile, donde más de 1,7 millones de personas han sido vacunadas.
agenciaefe
Agencia
Efe

América experimenta una gran desigualdad en el proceso de vacunación con países que todavía no han recibido vacunas contra la covid frente a otros, como Estados Unidos y Chile, que en pocas semanas ya han inoculado a más del 5 % de la población.

Como un modelo a seguir han calificado los expertos la labor de Chile, en donde más de 1,7 millones de personas han sido vacunadas con al menos una dosis desde que arrancó la inmunización el 24 de diciembre, y que avanza rápidamente tras la vacunación masiva con la CoronaVac que inició el 3 de febrero.

Le puede interesar: Investigadores logran material que elimina la Covid y podría utilizarse en tapabocas

La cifra resulta más que buena para la nación sudamericana, que tiene 19 millones de habitantes, y le ha valido el reconocimiento mundial. 

Chile, que empezó a vacunar al personal sanitario de cuidados intensivos el 24 de diciembre y la inoculación masiva la semana pasada con los mayores de 90 años, administra 5,58 dosis por cada 100 habitantes, según datos de la Universidad de Oxford.

Este número, aseguran los expertos, es muy superior a la media mundial de 1,9 dosis por cada 100 habitantes y a las 1,94 dosis de Brasil, 1,18 de Argentina y 0,56 de México.

EE.UU. avanza pero con marcadas brechas 

Si bien Estados Unidos va a la cabeza de la vacunación en América con 13,53 dosis por cada 100 habitantes, en su extenso territorio existen notables disparidades entre estados, como Virginia Occidental, que dobla en porcentaje de vacunados a otro estado con una amplia población rural como Alabama.

Lea además: Coronavirus ya circulaba en Wuhan en diciembre de 2019: nuevo hallazgo de OMS 

De acuerdo con los especialistas, el principal problema radica en la falta de una estrategia clara de vacunaciones a nivel federal, una reclamación que la Administración del presidente estadounidense, Joe Biden, ha tratado de subsanar en las últimas semanas.

De hecho, datos de la Universidad Johns Hopkins advierten que la brecha entre los estados se profundiza por razones tales como las diferencias entre los sistemas públicos de salud, la coordinación entre los Gobiernos y los centros médicos, cierta desconfianza sobre las vacunas y la gestión en la distribución.

El propio Biden anunció este jueves que su país tendrá las dosis suficientes para vacunar contra la covid-19 a casi toda su población, unas 330 millones de personas, a finales de julio, tras llegar a nuevos acuerdos con Pfizer y Moderna. 

México 

Aunque América Latina se llenó de esperanza con el inicio de la vacunación a finales de diciembre en México, Chile, Argentina y Costa Rica, los previsiones de la mayoría de Gobiernos no se han podido cumplir por el incumplimiento de las farmacéuticas con las que firmaron contratos o por las dificultades logísticas con las que se han encontrado. 

Lea también: Segunda vacuna de Sanofi entrará en ensayo de fase tres, en segundo semestre

Así, por ejemplo, México, que fue uno de los primeros países del mundo en aplicar el fármaco de Pfizer y BioNTech el 24 de diciembre, hasta ahora solo ha recibido alrededor de 767.000 dosis, lo que impidió su meta de inmunizar a todo el personal médico de primera línea con 1,4 millones de unidades en enero. 

Este 10 de febrero, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios de México autorizó la utilización de emergencia de las vacunas contra la covid de las farmacéuticas chinas CanSino y Sinovac para tratar de dar un paso más en ese sentido.

De este modo el país, de 126 millones de habitantes, tiene acuerdos de precompra para 34,4 millones de dosis de Pfizer, 77,4 millones de la británica AstraZeneca, 35 millones de CanSino, 24 millones de la rusa Sputnik V y 51,5 millones de la plataforma Covax, impulsada por la Organización Mundial de la Salud (OMS). El problema ahora es que lleguen en los tiempos pactados. 

Brasil

También, en Brasil, el segundo país de América más afectado por la pandemia, después de Estados Unidos, el ministro de Salud, Eduardo Pazuello, declaró el jueves pasado que "toda la población" será inmunizada este año y que, aunque la variante amazónica de la covid-19 es "tres veces" más contagiosa, las vacunas existentes la combaten.

Con 236.200 muertos y casi 10 millones de casos, el ministro dijo esperar que el "50 % de la población" del país, de 210 millones de habitantes, sea vacunada en el primer semestre de 2021 y el otro 50 % durante el segundo.

De interés: Ya son más de 20 millones de casos de coronavirus en América Latina

Sin embargo, hasta ahora Brasil solo ha obtenido 11 millones de dosis que comenzaron a ser aplicadas el mes pasado y que en algunas ciudades están a punto de agotarse. 

Además, Río de Janeiro, una de las ciudades más afectadas por la pandemia de la covid-19 en Brasil y en el mundo, suspenderá provisionalmente a partir del miércoles su campaña de inmunización por falta de vacunas. 

Con las dosis disponibles, Brasil vacunó hasta ahora a poco más de 5 millones de personas (teniendo en cuenta que son dos dosis por inmunizado), el equivalente al 2 % de su población. 

Argentina

Otro que ha tenido contratiempos en la vacunación es Argentina, que el viernes pasado llegó a los 50.029 fallecidos por la covid-19, enfermedad que ya han contraído 2.015.496 personas en esa nación.

Ya el viernes aterrizó un avión de Aerolíneas Argentinas en Buenos Aires, procedente de Moscú, con una nueva partida de 200.000 dosis del primer componente y 200.000 del segundo de la Sputnik-V.

Con esto, Argentina tiene un total de 610.000 dosis de cada componente, lejos de los 5 millones que, según el contrato firmado con el Fondo Ruso de Inversión Directa, se preveía recibir en enero y los 14,7 millones previstos en febrero, y a gran distancia de países como Chile con sus 1,5 millones de vacunados. 

Puede leer: Vacuna de AstraZeneca recibió aprobación de emergencia: OMS

Colombia

Colombia confirmó que recibirá este lunes el primer lote de 50.000 vacunas contra la covid-19 producidas en Bélgica por la farmacéutica Pfizer. 

La llegada de las vacunas se producirá cinco días antes de la fecha fijada por el Gobierno colombiano para el inicio de la vacunación masiva en el país, donde la pandemia deja hasta el momento 2.195.039 contagiados y 57.605 fallecidos.

La llegada de las vacunas es esperada con ansiedad ya que el país ocupa el puesto 11 en contagios a nivel mundial y el número 12 en fallecidos por la covid-19. 

Para hacer frente a la pandemia el Gobierno colombiano adquirió 61,5 millones de vacunas de varios laboratorios, incluidos 20 millones que recibirá por medio del mecanismo Covax que alcanzarán para vacunar a 10 millones de personas al ser necesarias dos dosis. 

Quejas y reclamos

En medio del frenesí mundial por la vacunación empiezan a salir a la luz pública las primeras quejas y reclamos por la administración de los fármacos.

Tal es el caso del Departamento de Salud de Puerto Rico, que investiga la posible violación de la normativa que establece el orden de vacunación en la isla por grupos de prioridad mientras crece la ansiedad entre los mayores por ser inoculados y el gobernador Pedro Pierluisi pide calma. 

"Mantengamos la calma. Todas las personas que tengan 65 años o más serán llamadas para ser vacunadas", señaló Pierluisi, quien agregó que, gracias a la relación con Estados Unidos, este territorio se encuentra en mejor situación que más del 90 % de los países del mundo. 

El funcionario alentó a los pobladores al manifestar que los vecinos del Caribe, como República Dominicana, "esperan recibir sus primeras dosis luego del mes de marzo", mientras que en Puerto Rico ya se han administrado cerca de 400.000.