Naufragio esclavista de mayas en México
Tomada de INAH
21 Sep 2020 11:25 AM

Un naufragio de esclavos maya fue descubierto en México

Cada esclavo fue vendido a intermediarios por 25 pesos, y en La Habana los revendieron por 160 pesos los hombres y 120 pesos las mujeres.
Vanesa Peralta
Vanesa
Peralta

Arqueólogos en México confirmaron el hallazgo de un naufragio en la costa de la península de Yucatán. Se trata de “La Unión”, el primer barco que hoy se sabe fue usado para el tráfico de esclavos mayas.

Los expertos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) encontraron el barco a dos millas náuticas de Sisal en 2017, pero solo hasta ahora y tras mucha investigación se confirmó que fue un barco que capturó y transportó ilegalmente a unos 25 o 30 mayas mensualmente a Cuba.

Le puede interesar: Coronel de ‘Alerta Aeropuerto’ sale en fotos con ‘Ñeñe Hernández’ y desata polémica

Los mayas fueron obligados a trabajar en los campos de caña de azúcar entre 1855 y 1861.

Según el INAH, el descubriendo adquiere mayor importancia ya que el barco se hundió el 19 de septiembre de 1861 mientras se dirigía a Cuba, “lo que demuestra que la esclavitud continuaba a pesar de haber sido abolida el 6 de mayo de 1861, cuando el presidente Benito Juárez emitió un decreto para impedir la extracción forzada de cualquier individuo maya”.

“Cada esclavo fue vendido a intermediarios por 25 pesos, y en La Habana los revendieron hasta por 160 pesos, para hombres, y 120 pesos para mujeres”, según la arqueóloga del INAH Helena Barba Meinecke.

Esta investigación toma gran importancia dado que hasta hoy no se había documentado una embarcación que traficara personas mayas.

Lea: Políticos de todo el mundo piden la liberación de Julian Assange

El vapor “La Unión” perteneció a la empresa española Zangroniz Hermanos y Compañía, establecida en 1854 en La Habana, la cual, un año después, fue autorizada para comerciar en México, realizando travesías entre Sisal, Campeche, Veracruz y Tampico.

Usualmente llevaba a Cuba pasajeros de primera, segunda y tercera clase, junto con mercancía, como fibras de henequén, cueros curtidos, palo de tinte y pieles de venado. No obstante, sus mandos también estaban en contubernio con los esclavistas, quienes introducían en pequeños e insalubres espacios a los mayas que capturaban o engañaban.

Según la investigación de la INAH, un año antes de su hundimiento, en octubre de 1860, “El Vapor” había sido sorprendido en Campeche cargando 29 mayas, entre ellos niños y niñas de 7 y 10 años, pero el escarnio no acabó con el contrabando de “La Unión”, sino hasta aquel trágico 19 de septiembre con el incendio de la embarcación.