Breadcrumb node

Ucrania obtiene apoyo diplomático y más ayuda militar en el G7

Volodimir Zelenski se reunió con los dirigentes de las siete economías más industrializadas.

Actualizado:
Domingo, Mayo 21, 2023 - 08:13
Biden y Zelenski en la G7 Japón(Hiroshim)
AFP
Biden y Zelenski en la G7 Japón(Hiroshim)

El presidente ucraniano Volodimir Zelenski obtuvo este domingo nuevas promesas de entrega de material militar, además del apoyo diplomático "inquebrantable" de los países del G7 en Hiroshima, Japón, después de que Rusia reivindicara la toma de la ciudad de Bajmut (este de Ucrania).

El jefe de Estado ucraniano llegó el sábado a Hiroshima, donde se reunió con los dirigentes de las siete economías más industrializadas (EEUU, Canadá, Japón, Francia, Reino Unido, Alemania e Italia), además de otros invitados a la cumbre.

Poco después de su llegada, Moscú aseguró que capturó Bajmut, escenario de la más larga y sangrienta batalla desde que comenzó la invasión de Ucrania en febrero de 2022.

Más noticias: Cumbre G7: Macron dice que la presencia de Zelenski puede cambiar el juego

"Deben entender que no queda nada", respondió Zelenski de forma ambivalente a una pregunta sobre Bajmut en la cumbre, pareciendo confirmar la caída de la ciudad.

Sin embargo, el portavoz del presidente, Serguéi Nykyforov, se apresuró a aclarar sus palabras. "El presidente desmintió la caída de Bajmut", indicó en Facebook.

Este domingo, el presidente estadounidense Joe Biden prometió a Kiev nuevos envíos de armas, municiones y vehículos blindados por valor de unos 375 millones de dólares, días después de permitir a sus aliados el suministro de aviones de combate F-16 a Ucrania.

La presencia de Zelenski en Hiroshima, ciudad víctima en 1945 del primer bombardeo atómico de la historia y ahora símbolo mundial de la paz, colocó la invasión rusa de Ucrania en el centro de los debates del G7, eclipsando otras temáticas como las relaciones de los aliados con China.

Con esta invitación "hemos mostrado la solidaridad inquebrantable del G7 con Ucrania", afirmó el primer ministro japonés Fumio Kishida, anfitrión de la cumbre. 

Zelenski se acercó el domingo al monumento por las víctimas de la bomba atómica en Hiroshima, donde colocó un ramo de flores.

Después de Modi, ¿Lula? 

El sábado, Zelenski se reunió con los aliados europeos del G7 y con los dirigentes japonés y canadiense, pero también con el primer ministro indio Narendra Modi, que declaró que India hará "todo lo posible" por resolver el conflicto. 

El dirigente ucraniano celebró esta promesa, buscando reunir apoyos para un plan de paz de diez puntos, centrado en exigir a Rusia su retirada del territorio ucraniano. 

"Rusia debe retirar sus tropas", repitió el domingo el jefe del gobierno alemán Olaf Scholz, advirtiendo que "Rusia no debe apostar a que, si resiste lo suficiente, el apoyo a Ucrania terminará debilitándose".

Zelenski también podría reunirse con el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, muy reacio hasta ahora a condenar la invasión rusa. El mes pasado declaró que Estados Unidos debía dejar "de fomentar la guerra" en Ucrania.

La presencia del presidente ucraniano en el G7 es "una forma de construir la paz", consideró el domingo el presidente francés Emmanuel Macron.

 Encuentro con Biden 

El dirigente ucraniano también conversó el domingo con su homólogo estadounidense, Joe Biden, que confirmó el viernes que permitiría a otros países suministrar a Kiev aviones de combate F-16, reclamados desde hace tiempo por Ucrania. Una decisión "histórica", celebró Zelenski.

Washington también apoyará una iniciativa de sus aliados para formar a pilotos ucranianos en los F-16. Durante los largos meses de entrenamiento, los occidentales decidirán el calendario de entrega de los aviones, su cantidad y los países que los suministrarán.

Le puede interesar: El G7 anuncia más sanciones contra Rusia y espera llegada de Zelenski

La Casa Blanco aseguró sin embargo que la doctrina estadounidense "no cambió", y que con su ayuda militar, "Estados Unidos no facilita, y no apoya, ataques en territorio ruso".

El jefe de la diplomacia rusa, Serguéi Lavrov, acusó a los dirigentes del G7 de querer "contener" a la vez a Rusia y a China, tras la publicación del comunicado final del G7 el sábado. 

Pekín también manifestó su "fuerte descontento" ante el comunicado, en el que los siete miembros del G7 y la Unión Europea le dedicaron una serie de reproches, señalando al mismo tiempo querer "relaciones constructivas y estables" con China.

Los líderes del G7 instaron al gigante asiático a "presionar" a Rusia para que cese la "agresión" contra Ucrania

Fuente:
AFP