Aranceles acero y aluminio
AFP

Trump reimplantará aranceles al acero y aluminio de Argentina y Brasil

Ambos países latinoamericanos piden diálogo con Estados Unidos.
Daniela
Henao Cardozo
@CHenaodaniela

El presidente Donald Trump dijo este lunes que reimplantará inmediatamente los aranceles sobre todas las importaciones de acero y aluminio desde Brasil y Argentina, argumentando una bajada de los tipos de interés de la Reserva Federal. 

"Brasil y Argentina han aplicado una devaluación masiva de sus monedas lo cual no es bueno para nuestros agricultores", indicó el presidente en mensajes en su cuenta Twitter.

Lea aquí: EE.UU. reconoce riesgos de usar fuerza militar en Venezuela

"Por lo tanto, efectivo inmediatamente, restauraré los aranceles sobre todas las importaciones de acero y aluminio enviadas a Estados Unidos desde estos países", añadió.

En mayo de 2018, el Gobierno de Argentina anunció que impondría límites a sus exportaciones de aluminio y acero a Estados Unidos con el fin de evitar los aranceles anunciados por Trump en ese momento. 

Pocos días después, el Gobierno de Brasil aprobó un acuerdo de cuotas con Estados Unidos bajo el cual aceptó un arancel del 10 % sobre el aluminio y límites a sus ventas de acero.

Según el presidente "la Reserva federal debería actuar de manera que esos países, de los cuales hay muchos, no sigan sacando ventaja de nuestro dólar fuerte devaluando aún más sus monedas".

Las manipulaciones monetarias, según Trump, "hacen muy difícil que nuestros fabricantes y granjeros puedan exportar sus bienes".

"Los mercados (financieros) de Estados Unidos han subido hasta el 21 % desde el anuncio de aranceles el 1 de marzo de 2018", afirmó el presidente. 

Las monedas de Chile, Colombia y Brasil tocaron mínimos históricos frente al dólar la semana pasada debido a la inestabilidad política, las reformas pendientes, los reclamos populares para alcanzar la equidad social y la creciente incertidumbre por cuenta de la guerra comercial que no da tregua.

Más noticias: Fuerte accidente de tránsito deja 21 fallecidos en Chile

Por su parte en Argentina, y pese a la incesante devaluación del último año, el dólar se mantuvo estable.

Después de tres recortes consecutivos, los tipos de interés de referencia de Estados Unidos se encuentran actualmente entre el 1,5 % y el 1,75 %, y la "mayoría" de los miembros del banco central considera que no se necesitan otros ajustes en el precio del dinero.

Bolsonaro llamaría a Trump

El presidente de Brasil, Jari Bolsonaro,  espera que Trump "entienda" a Brasil en litigio del acero y afirmó que de confirmarse el anuncio de la imposición de aranceles estadounidenses a la importaciones de acero y aluminio brasileños no dudaría en llamar directamente a su homólogo. 

La moneda brasileña se depreció un 5% desde inicios de noviembre frente al dólar, batiendo sucesivos mínimos históricos. La semana pasada, superó por primera vez los 4,27 reales por dólar, frente a 4,01 a inicios de noviembre. Este lunes el billete verde se cotizaba a 4,23 reales.

La depreciación, según analistas, se debe principalmente a las incertidumbres provocadas por la guerra comercial entre China y Estados unidos y a las dudas de los inversores sobre la capacidad del gobierno de proseguir con su plan de reformas promercado.

Argentina pide diálogo

El ministro de Trabajo de Argentina, Dante Sica, se reunió con el canciller Jorge Faurie -ambos funcionarios del Ejecutivo de Mauricio Macri, que el próximo 10 de diciembre cederá el poder al peronista Alberto Fernández- para tratar una decisión que desde su cartera consideraron "inesperada" y que, afirmaron, se tomó sin "ninguna señal" a los Gobiernos argentino y brasileño ni al sector privado.

Los altos funcionarios se comunicaron con la embajada estadounidense para hacerles llegar sus peticiones: una conversación con el secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, que tendría a Sica como interlocutor, y con el vicesecretario del Departamento de Estado, John Sullivan, con quien hablaría Faurie.

La semana pasada en su informe conocido como "libro beige", la Reserva Federal indicó que la economía estadounidense mantuvo un crecimiento "modesto" entre octubre y mediados de noviembre, y mantiene una perspectiva general "positiva" y de inflación contenida de cara a final de año.

Por su parte, el Departamento de Comercio informó el viernes que la economía creció a un ritmo anual del 2,1 % entre julio y septiembre, dos décimas más que lo que había calculado hace un mes, y una décima por encima del incremento del 2 % registrado en el trimestre anterior.