Donald Trump, presidente de EE.UU.
Donald Trump, presidente de EE.UU., vestido con una chaqueta deportiva y una gorra blanca con su consigna de campaña "Make America Great Again", destacó la "tremenda unidad" del Partido Republicano.
Foto: AFP
10 Ene 2019 10:27 AM

Trump no iría al foro económico de Davos si sigue la parálisis presupuestal

La razón para el cierre presupuestario en EE.UU. es la decisión del presidente Trump de construir el muro en la frontera con México.

El presidente estadounidense, Donald Trump, amenaza con no asistir al foro económico de Davos, en Suiza, programado entre el 22 y el 25 de enero, si se prolonga la parálisis presupuestaria en Estados Unidos por la pugna sobre el muro en la frontera con México.

"Si sigue la parálisis presupuestal, no iré" a Davos, dijo indicando que el cierre parcial del Gobierno, que comenzó el 22 de diciembre y que se encamina a ser el más largo de la historia, podría prolongarse durante un mes.

Antes de salir para la frontera, vestido con una chaqueta deportiva y con una gorra blanca con su consigna de campaña "Make America Great Again"(Que Estados Unidos sea grande otra vez), Trump destacó la "tremenda unidad" del Partido Republicano.

Leer también: Construcción del muro que quiere Trump tomaría diez años

Un día después de que se levantara de las negociaciones con los demócratas esgrimiendo que eran una "total pérdida de tiempo", Trump insistió en que debe haber una barrera en la frontera, cuyo costo asciende a 5.700 millones de dólares. 

"Necesitamos una barrera para que el MS-13 no entre", dijo en referencia a una violenta pandilla también conocida como la Mara Salvatrucha, que opera en Estados Unidos y Centroamérica. 

Mientras el Gobierno y los demócratas intentan labrar un acuerdo, unos 800.000 funcionarios federales afectados por la parálisis presupuestaria esperan que se resuelva el conflicto. 

Leer más: Trump reitera que mantendrá el cierre administrativo "lo que haga falta"

Muchos de ellos se ven obligados a estar en licencia sin goce de sueldo o recibirán su salario una vez que se regularice la situación.

La parálisis presupuestaria va camino a ser la más larga de la historia, batiendo el récord del cierre parcial del gobierno de 21 días entre finales de 1995 y principios de 1996, bajo la presidencia de Bill Clinton.