Donald Trump, presidente de Estados Unidos
Donald Trump, presidente de Estados Unidos
AFP
21 Jul 2018 08:55 AM

Trump considera ilegal grabación sin su conocimiento sobre pago a exmodelo

"Es inconcebible que un abogado grabe a un cliente, totalmente inédito y quizás ilegal", denunció Trump en Twitter.
Sindy Valbuena Larrota
Sindy
Valbuena Larrota
@Sindyvalbuena

Donald Trump calificó como "totalmente inédito" y "quizás ilegal" haber sido grabado sin su consentimiento por su exabogado, Michael Cohen, mientras ambos discutían la posibilidad de comprar el silencio de una exmodelo de Playboy con la que el presidente estadounidense habría tenido una relación.

La grabación, hecha dos meses antes de las elecciones presidenciales de noviembre de 2016, fue hallada por el FBI en el estudio de Cohen, quien en ese momento actuaba como uno de los abogados de Trump.

Trump también consideró "inconcebible que el gobierno penetrara en la oficina de un abogado (temprano en la mañana), casi inédito".

La discusión en la grabación giraba en torno a Karen McDougal, exmodelo de la revista Playboy, quien afirma haber tenido un romance con Trump iniciado en 2006, poco después del nacimiento del último hijo del ahora mandatario.

El actual abogado de Trump, Rudy Giuliani, había confirmado la veracidad de las grabaciones, aunque asegurando que el pago nunca fue efectuado, pero es la primera reacción directa del presidente estadounidense.

"La buena noticia es que su presidente favorito no hizo nada malo", afirmó Trump.

Según Giuliani, la cinta en cuestión dura menos de dos minutos y "nada en esa conversación sugiere que él (Trump) tenía conocimiento" del caso.

Cohen ahora se encuentra bajo investigación para determinar si violó la legislación de financiación de partidos políticos.

El abogado se había tornado célebre en Estados Unidos al admitir que antes de la campaña de 2016 pagó 130.000 dólares a una actriz de películas porno, Stormy Daniels, para comprar silencio sobre sus relaciones con Trump.

Sin embargo, Cohen aseguró que él pagó con su propio dinero esa suma a Daniels, sin utilizar los fondos registrados por el comité de campaña de Trump.

Considerado por mucho tiempo mano derecha de Trump, Cohen sugirió recientemente que podría renunciar a su lealtad al presidente para salvarse de la investigación en marcha.