Chloe-Ayling.jpg
Chloe Ayling, modelo británica / Foto de su cuenta en Twitter
15 Ago 2017 07:38 AM

Surgen dudas sobre caso de una modelo que dijo que fue secuestrada

Chloe Ayling, de 20 años de edad, dijo que pretendían subastarla a través de páginas web.
La
Fm

Chloe Ayling, modelo británica de 20 años de edad, aseguró que fue secuestrada durante seis días en Milán por un hombre que pretendía presuntamente subastarla a través de páginas web.

El Ministerio de Exteriores del Reino Unido confirmó que está proveyendo asistencia a una mujer, mientras que la policía italiana detuvo a Lukasz Herba, un polaco de 30 años de edad con residencia en el Reino Unido, como sospechoso del secuestro.

La joven, que había llegado a Milán el 10 de julio para posar en una sesión fotográfica, dijo que fue drogada, esposada e introducida dentro de una bolsa para ser trasladarla a una vivienda aislada en Borgial, al noroeste de Turín. La modelo también dijo que pasó seis días atada al mueble de una habitación, antes de que sus captores decidieran llevarla hasta el consulado británico en Milán y liberarla, el 17 de julio.

Herba, que confesó el secuestro, dijo por su parte que planeó el ataque durante meses y había obtenido un pasaporte polaco falso bajo el nombre de Daniel Zawada a través de internet en mayo de 2017. El caso está siendo investigado por las autoridades de Italia, el Reino Unido y Polonia.

A raíz de la detención de Herba, las fuerzas de seguridad han detectado diversas subastas en línea en las que supuestamente se vendía a jóvenes secuestradas, en las que se incluía una descripción de la víctima y un precio. La policía no ha aclarado todavía si se trata de secuestros reales o bien si el sospechoso inventó a esas víctimas para tratar de cobrar su venta o su rescate.

El secuestrador, que asegura trabajar para una mafia de tráfico ilegal que opera en la internet profunda, denominada “Black Death Group”, exigió al agente de la modelo 230.000 libras (253.000 euros) para evitar que fuera subastada. La víctima ha relatado a la policía que el hombre que la retenía le dijo que la dejaba en libertad tras conocer que ella tenía un hijo.

Las dudas surgieron porque Ayling, ya liberada, ha dado declaraciones confusas. Además, porque se comprobó que salió de compras con el supuesto secuestrador y durmió a su lado. El abogado de la modelo, Francesco Peschi, dijo a la BBC que los secuestradores le dijeron que actuara natural mientras salía con ellos a hacer unas compras. "Ella pensó que la mejor idea era seguir adelante y ser amable con su secuestrador porque este le dijo que quería liberarla de alguna manera", indicó Peschi. Además, los investigadores se preguntan por qué un supuesto responsable del plagio salió, en acto bondadoso, a comprarle zapatos a su víctima.

"La gente tiene que entender que todo lo que hice fue para poder sobrevivir. Estaba en una situación de locura y estaba aterrorizada. Es tan frustrante y doloroso que la gente no me crea", aseguró la modelo a o 'The Daily Mail', al responde por qué dormía al lado de su supuesto secuestrador. Según la mujer, buscaba crear un vínculo afectivo con esa persona para hacerlo entrar en confianza y luego escapar. El caso sigue bajo investigación.