Michelle Power y James Wright
Michelle Power y James Wright
Foto: Facebook Michelle Power
19 Ene 2019 10:00 AM

Recién casada revisó el teléfono de su esposo y descubrió algo espeluznante

La mujer jamás imaginó quién era realmente el amor de su vida.
Yurby Calderón
Yurby
Calderón
@Yur_cald

Una inglesa de 47 años descubrió quién era realmente su esposo luego de revisarle su teléfono celular al sospechar que él la engañaba con otras mujeres.  

Según reseñan los medios de Gales, Michelle Power, tomó la decisión de averiguar en qué andaba su esposo, con el que tenía pocas semanas de casada, tras sospechar que el hombre le era infiel.  

Power jamás imaginó que James Wright, además, de engañarla con otras mujeres y hombres, también era un pedófilo.  

Lea también:  Justicia de Chile mantiene abiertos 148 casos por abuso sexual en la iglesia

Michelle relató que al descubrir un montón de imágenes de niños de tan solo tres meses siendo abusados sexualmente, decidió ir de inmediato a la policía para denunciar a Wright, quien posteriormente fue encarcelado.  

"Comencé a sospechar que me estaba engañando ya que no se despegada de su celular ni por un segundo. Estaba literalmente pegado a su pantalla. Si le preguntaba qué estaba haciendo, él simplemente decía que estaba revisando su Facebook. Pero siempre parecía culpable y apaga el teléfono cuando se iba a dormir”, explicó la mujer.  

Tras su extraño comportamiento Power aprovechó un descuido de su esposo para revisar el aparato tecnológico.  “Mi corazón se aceleró. Estaba esperando encontrar algunos mensajes descarados con otras mujeres y ciertamente había cientos de ellos describiendo actos sexuales.”  Michelle continuó: "Luego hice clic en sus fotos y encontré algo mucho peor de lo que jamás hubiera imaginado". 

Le puedo interesar:  ‘Yerbatero’ habría abusado de su hija asegurando que así le “sacaba los demonios” 

"Apenas podía respirar cuando vi esas terribles fotografías. Había muchas fotografías de niños muy pequeños que estaban siendo abusados. Fue horrible. También había docenas y docenas de mensajes de texto de James con otros hombres y fotografías de él usando mi ropa interior”. 

Tras la denuncia, el hombre fue sentencia a dos años de prisión por posesión de pornografía infantil.  

Fuente
Sistema Integrado Digital