000_11X4DI.jpg
Archivo AFP
14 Mar 2018 10:19 AM

Pese al #MeToo, la brecha salarial persiste en Hollywood

En 2017, Emma Stone, la actriz mejor pagada del mundo, hubiera quedado en 15ª posición si la clasificación fuese mixta.
La
Fm

A pesar del éxito de los movimientos #MeToo y Time's Up, las mujeres siguen ganando menos que los hombres en Hollywood. El último ejemplo es Claire Foy, la reina Isabel II en "The Crown", peor pagada que su príncipe consorte.

Los productores de la serie de Netflix admitieron que Foy, que hizo de reina durante las dos primeras temporadas, ganó menos que su colega Matt Smith, que interpretó al príncipe Felipe de Edimburgo.

La disparidad entre los salarios de actores y actrices en Hollywood no es una noticia nueva. La clasificación de actores mejor pagados del mundo, publicada por la revista Forbes, lo deja cada año en evidencia.

Lea también: HBO planea lanzar ‘spin off’ de Juego de Tronos

En 2017, Emma Stone, la actriz mejor pagada del mundo, hubiera quedado en 15ª posición si la clasificación fuese mixta.

Pero quitando a Forbes, hay pocas cifras, faltan estudios serios y reina el silencio sobre el tema.

"Los agentes dicen que no hay que hablar del asunto", explica Melissa Silverstein, fundadora del sitio en internet "Women and Hollywood". "No compartimos esa opinión".

Pero estos últimos meses, gracias al impulso histórico que tomó la defensa de las mujeres por el escándalo Weinstein, hay señales de rebeldía y cuestionamiento del statu quo.

A comienzos de enero, la prensa estadounidense reveló que la actriz Michelle Williams recibió 1.000 dólares por volver a grabar escenas del filme "Todo el dinero del mundo", mientras que a su compañero en la pantalla, Mark Wahlberg, le pagaron 1,5 millones de dólares.

La polémica llevó a que el actor estadounidense -el mejor pagado de Hollywood- terminara comprometiéndose públicamente a donar todo lo que cobró al fondo de defensa jurídica de la nueva asociación Time's Up de lucha contra el abuso sexual, nacida a partir del escándalo Weinstein.

Para Silverstein, el simple hecho de que se hable del tema ya es "revolucionario" y "un factor de cambio".

Como funciona con una dinámica diferente, la televisión parece tener desde hace tiempo un acercamiento mucho más igualitario.

La serie "Friends", fenómeno de la década de 1990, quedará como pionera, ya que los seis actores protagonistas, tres mujeres y tres hombres, negociaron colectivamente sus salarios, una práctica muy rara en la época, y lograron ganar todos lo mismo.

Los ejemplos se multiplicaron desde entonces, aunque más habitualmente en las comedias ("sitcoms") que en las series dramáticas.

Los cinco actores principales de las dos series estadounidenses más populares actualmente, "The Big Bang Theory" y "Game of Thrones", perciben todos el mismo salario.

- Un "tren en marcha" -

La protagonista de "Grey's Anatomy", Ellen Pompeo, dio un paso significativo para la causa cuando anunció que había renegociado su contrato y pasaría a ganar a partir de ahora 20 millones de dólares por año.

"Si queremos hablar de cambio, (el salario) debe ser parte de eso", declaró a la revista "The Hollywood Reporter".

Pero lo que sucedió en "The Crown" deja en evidencia sin embargo la persistencia de desigualdades, tanto en la pequeña como en la gran pantalla.

El cambio es tanto más difícil cuando "en Hollywood, el valor de una persona resulta de lo que percibió en su rol anterior", explica Silverstein.

Aunque Foy tenía tras de sí una larga carrera cuando aceptó interpretar a Isabel II en "The Crown", no era tan conocida como Smith, personaje principal de la exitosa serie británica "Doctor Who" durante cuatro temporadas.

Varios internautas subrayaron esta diferencia en Twitter, cuestionando que la brecha salarial entre ambos se deba al género.

"Tras la primera temporada, Claire Foy ganó todos esos premios (un Globo de Oro y un premio del Sindicato de Actores). ¿Por qué no le aumentaron el salario? Se había vuelto más conocida", replicó la internauta Erin Therese (@erin_thereseV) en Twitter.

"A partir de ahora, nadie será mejor pagado que la reina", prometió Suzanne Mackie, una de las productoras ejecutivas de la serie.

Pero la decisión llega tarde para Foy, que será reemplazada por Olivia Colman para interpretar a una reina Isabel de más edad en la tercera temporada.

Silverstein cree que de todos modos el anuncio es importante, y opina que los estudios y productores ya no pueden ignorar el debate.

"Deben subirse al tren, porque está en marcha", afirmó. "Hay que avanzar en el sentido de la historia".

Con información de AFP.