Petróleo - Foto referencial
Petróleo - Foto referencial
Inimage
5 Abr 2019 09:00 PM

Pence anunció sanciones a empresas que enviaron crudo venezolano a Cuba

El próximo miércoles Estados Unidos hablará sobre Venezuela ante el Consejo de Seguridad de la ONU.
Sindy Valbuena Larrota
Sindy
Valbuena Larrota
@Sindyvalbuena

Estados Unidos sancionó a dos compañías por enviar, presuntamente, crudo de Venezuela a Cuba, aliado clave del mandatario venezolano Nicolás Maduro, apretando más las tuercas en su campaña para propiciar un cambio de Gobierno en Caracas.

La administración de Donald Trump también identificó como "propiedad bloqueada" a 34 embarcaciones de la petrolera estatal venezolana PDVSA, crucial para la economía del país sudamericano.

"Estamos tomando medidas contra una fuente vital de la riqueza del régimen de Maduro", dijo el vicepresidente estadounidense, Mike Pence.

En contexto: Maduro expulsa dos generales que reconocieron a Guaidó como presidente

"¡El petróleo de Venezuela pertenece al pueblo venezolano!", afirmó, en medio de aplausos, durante un discurso en Houston.

Washington seguirá ejerciendo "toda la presión diplomática y económica para lograr una transición pacífica a la democracia", prometió Pence, sin desacartar nuevas sanciones económicas.

Estados Unidos ya impuso medidas punitivas contra más de 80 funcionarios y exfuncionarios de Venezuela, incluido Maduro, y casi 40 entidades. Además, aplicó a fines de enero sanciones a PDVSA que funcionarán de hecho como un embargo al crudo venezolano cuando empiecen a regir el 28 de abril.

Lea también: Venezuela acusa a EE.UU. de "acción terrorista" por incendio de petrolera

"Como ha dejado claro el presidente Trump: todas las opciones están sobre la mesa. Y Nicolás Maduro haría bien en no poner a prueba la determinación de Estados Unidos", añadió Pence, reiterando la posibilidad de una intervención militar en la otrora potencia petrolera.

Pence hablará el próximo miércoles sobre Venezuela ante el Consejo de Seguridad de la ONU, que se reunirá a pedido de Estados Unidos para discutir el agravamiento de la crisis humanitaria en ese país sudamericano.

Estados Unidos y más de 50 países impulsan la salida de Maduro, cuya reelección consideran fraudulenta, y reconocen como autoridad legítima a Juan Guaidó, quien como jefe parlamentario se declaró presidente encargado el 23 de enero con miras a encabezar un gobierno de transición y organizar nuevas elecciones.

Pero Maduro, que ha dicho que jamás renunciará, cuenta con el apoyo de Rusia y China.