000_RG6EL-e1503090478914.jpg
Nicolás Maduro, presidente de Venezuela / AFP
15 Dic 2017 01:58 AM

Pastrana: empezó a caer 'narcodictadura' tras condena a 'narcosobrinos' de Maduro

Los sobrinos de primera dama de Venezuela, Cilia Flores, fueron condenados a 18 años por narcotráfico en una corte de Estados Unidos.
La
Fm

Maibort Petit, periodista en Nueva York que ha cubierto el caso, habló con LA FM. Escúchelo:

0:27 5:25

El expresidente colombiano Andrés Pastrana aseguró que empezó a caer la "narcodictadura" en Venezuela tras la condena a 18 años de cárcel que recibieron en Estados Unidos Efraín Antonio Campo Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas, familiares del presidente venezolano, Nicolás Maduro

"Comenzó a caer la Narcodictadura" de Maduro, del vicepresidente venezolano, Tareck El Aissami, y el primer vicepresidente del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Diosdado Cabello, escribió Pastrana en Twitter.

Acompañó el mensaje de una noticia sobre la condena anunciada hoy en Nueva York contra Campo Flores y Flores de Freitas por intentar llevar 800 kilos de cocaína a Estados Unidos.

Los primos, sobrinos de la primera dama venezolana, Cilia Flores, y que están en una cárcel federal en Nueva York tras ser arrestados en Haití el 10 de noviembre de 2015, deberán cumplir la sentencia en su totalidad.

También tendrán que pagar cada uno una multa de 50.000 dólares, según el juez Paul Crotty, a cargo del caso, que se cerró hoy después de que el anuncio de la condena fuera pospuesto en varias ocasiones.

Los dos sobrinos fueron detenidos en Haití en noviembre de 2015 por la DEA, la agencia antidrogas estadounidense, que llevó a cabo operaciones encubiertas en Venezuela y Honduras para capturarles.

El juez Paul Crotty, de la corte federal de Manhattan, debe decidir ahora cuánto tiempo estos dos treintañeros, Franqui Francisco Flores de Freitas y su primo Efraín Antonio Campos Flores, pasarán tras las rejas.

La sentencia ha sido aplazada varias veces a la luz de nueva evidencia presentada por la fiscalía, incluidos chats telefónicos entre los dos acusados en los cuales intercambian fotos de una cabeza decapitada y un cuerpo desmembrado, y chats entre los acusados y otras personas en los cuales se discuten presuntos asesinatos.

“En este caso, el gobierno busca una sentencia a cadena perpetua contra acusados sin antecedentes penales, donde no hubo droga incautada y no hubo acusaciones de violencia”, dijeron los abogados defensores Randall Jackson y David Rody en una carta al juez Crotty.

Con información de EFE y AFP