embajada1.jpg
AFP
14 Dic 2017 11:05 AM

Parlamentos árabes dicen que EEUU ya no es "patrocinador" de paz en Oriente Medio

Estados Unidos ha abandonado de forma explícita la legitimidad y el derecho internacionales, según el comunicado final de esta reunión.
La
Fm

Los presidentes parlamentarios de los países árabes consideraron hoy, en una reunión extraordinaria celebrada en Rabat, que Estados Unidos ha perdido su calidad de "patrocinador" del proceso de paz en Oriente Medio al haber optado "por ser adversario y no árbitro".

Esta sesión de la Unión Parlamentaria Árabe, cuya sede está actualmente en Marruecos, fue convocada por el presidente de la Cámara marroquí, Habib al Malki, para responder a la decisión del gobierno estadounidense de reconocer Jerusalén como capital de Israel.

Con este paso, Estados Unidos ha abandonado de forma explícita la legitimidad y el derecho internacionales, según el comunicado final de esta reunión.

Además, calificaron la decisión de Donald Trump de "nula e ilegal" y rechazaron cualquier tipo de cambio en el estatus jurídico, político y histórico de la ciudad de Jerusalén.

Asimismo, consideraron que Jerusalén es capital del Estado palestino e instaron a los Gobiernos e instituciones oficiales árabes a tomar en consideración esta decisión.

En consecuencia, anunciaron que intensificarán sus esfuerzos para construir la sede del Parlamento palestino en esa ciudad y trasladarla así de su sede actual en Ramala.

Al Malki anunció durante una alocución que, durante la reunión de hoy, los representantes de los parlamentos árabes establecieron un plan de acción diplomática y política para responder a la decisión de la administración estadounidense, pero sin explicar los detalles.

Añadió que fue formada una comisión compuesta por Argelia, la Autoridad Nacional Palestina, Jordania, Kuwait y Marruecos para completar y aplicar dicho plan de acción.

El reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel, una cuestión que durante décadas ha estado "congelada" por parte de la comunidad internacional, ha sido unánimemente condenada por todo el mundo árabe y también el musulmán.

Ayer, la Organización de la Conferencia Islámica (OCI) celebró una cumbre en Estambul que terminó con un comunicado muy crítico con EEUU e Israel, pero sin anunciar ninguna medida diplomática concreta, más allá de apelar al mundo a reconocer ahora formalmente a Jerusalén Este como capital del Estado palestino.

En su reacción al comunicado final de la cumbre de la OCI, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, dijo que estas declaraciones los Estados islámicos "no impresionan" a su Gobierno y auguró que otras embajadas de nuevos países abrirán en Jerusalén.

Con información de EFE