Traslado de Alexéi Navalni, opositor ruso
Traslado de Alexéi Navalni, opositor ruso, a Alemania.
AFP
17 Ene 2021 10:00 AM

Opositor Navalni asegura que no teme ser detenido y parte rumbo a Moscú

Inició su regreso a Rusia en un avión que despegó de Berlín.
Agencia
AFP

El opositor ruso Alexei Navalni, que pasó cinco meses en Berlín recuperándose de un envenenamiento, se dirige este domingo en un  avión a Moscú, pese a las advertencias de la justicia rusa de que será detenido a su llegada.

El vuelo de Navalni, que tiene previsto llegar al aeropuerto moscovita de Vnukovo a las 16:20 (hora local), despegó del aeropuerto de Berlín a las 14:17 (hora local), constató la AFP.

Lea aquí: Exdirector del FBI anticipa días "peligrosos" y compara a Trump con un "capo"

A bordo, el opositor dijo a los periodistas que no teme ser detenido. "¿Seré detenido? Es imposible, soy inocente", agregó Navalni, después de expresar su agradecimiento a Alemania por organizar su recuperación.

"Quiero expresar mi más profundo agradecimiento. Gracias a todos, espero que todo irá bien. Hoy soy muy feliz", declaró, tras ser conducido por la policía alemana directamente a su avión junto a su esposa Yulia.

Desde que el principal rival de Vladimir Putin anunciara el miércoles su intención de regresar, los servicios penitenciarios rusos (FSIN) le advirtieron que se verán "obligados" a detenerlo por violar las condiciones de una condena en 2014 con suspensión de pena.

Navalni, de 44 años, no hizo caso de esas maniobras que, según él, están destinadas a "amedrentarle" y pidió a sus partidarios que vengan a recibirle al aeropuerto moscovita de Vnukovo.

Lea además: Guatemala detiene con violencia caravana migrante hondureña

"Es un acto de heroísmo", resumió el sábado en las ondas de la radio Eco de Moscú el periodista y analista político Serguéi Parjómenko, que señaló que con su vuelta a Rusia Navalni asume un "riesgo colosal".Coincide con él el escritor Dmitri Bykov, que escribió en su blog que el líder opositor ha creado "una situación de todo o nada".

Y es que Navalni, que acusó directamente al presidente de Rusia, Vladímir Putin, de ordenar su envenenamiento con una sustancia tóxica militar de la clase Novichok, podría ser detenido nada más pisar el suelo ruso ya que sobre él pesa una orden de busca y captura.