Presidente Donald Trump
La decisión de Trump resulta clave camino a las elecciones presidenciales de Estados Unidos el 3 de noviembre.
AFP
17 Ene 2021 08:47 AM

Exdirector del FBI anticipa días "peligrosos" y compara a Trump con un "capo"

"Hay personas armadas y perturbadas que creen que su país les está siendo arrebatado", señaló.
agenciaefe
Agencia
Efe

El exidirector del FBI James Comey alertó este domingo de que Estados Unidos afronta días "peligrosos" ante la salida del poder del actual presidente, el republicano Donald Trump, a quien comparó con un "capo mafioso".

"Nunca he visto a un adulto con mayor necesidad de reafirmación que Donald Trump. Solo lo he visto en niños de dos o tres años", afirmó Comey en una entrevista con el canal británico Sky News.

Lea aquí: Donald Trump ya puede ver sus contenidos en cuentas de Facebook e Instagram

"La reafirmación es como el aire (para él). La necesita constantemente y eso es lo que hace es que los próximos siete días sean tan peligrosos en Estados Unidos, porque él siente que la reafirmación se le está escurriendo de los dedos y sin duda se siente traicionado por quienes le rodean", agregó.

Antes de la investidura del demócrata Jon Biden el próximo miércoles como presidente de EE.UU., el antiguo director del FBI, despedido por Trump en 2017, aseguró que el republicano es "un demagogo populista capaz de decir cualquier cosa en cualquier momento para tratar de ganarse el apoyo de la gente".

"Hay un aspecto que la gente no suele ver. Hay algo de amenazador en él que se siente en privado, pero no en público. Lo he notado cuando he estado sentado cerca de él. Constantemente me recordaba a un capo mafioso, porque he conocido a muchos capos de la mafia y he ayudado a meterles en la cárcel", dijo Comey.

Lea además: Trump dejará la Casa Blanca pocas horas antes de la investidura de Biden

Cuestionado sobre la posibilidad de que se produzcan nuevos disturbios en los próximos días o semanas, aseguró estar "preocupado" a ese respecto.

"Hay personas armadas y perturbadas que creen que su país les está siendo arrebatado, y eso constituye una amenaza que las autoridades de Estados Unidos deben tomarse muy en serio", recalcó.