Nicole-Barr.jpg
Nicole Barr, estudiante de la Burnt Mill Academy, en Harlow (Inglaterra), con su certificado de ingreso a Mensa / Foto de Mensa International
14 Mar 2018 03:08 AM

Nicole Barr, la niña llamada a ser la sucesora de Stephen Hawking

Szabolcs Marka, profesor de Astronomía de la Universidad de Columbia, dijo en LA FM que una niña está llamada a ser la nuevo genio del mundo.
La
Fm

Szabolcs Marka, profesor de Astronomía de la Universidad de Columbia, habló con LA FM de la muerte de Stephen Hawking.

En el diálogo dijo que una niña podría ser la sucesora de Stephen Hawking. “La siguiente Stephen Hawking es una niña que está en el colegio. No está en la comunidad científica, está en el colegio”, aseguró.

Consulte aquí: ¿Por qué Stephen Hawking, el más grande desde Albert Einstein, no ganó el Nobel de Física?

Al margen de estas declaraciones, la Agencia EFE reveló en 2015 que se trata de Nicole Barr, tiene 15 años de edad y es más inteligente que Albert Einstein y Stephen Hawking. Barr, quien es inglesa, tiene un coeficiente intelectual (CI) de 162 puntos, dos puntos más que el coeficiente intelectual de los genios Einstein y Hawking.

El promedio del ser humano es de 100 y se habla de ‘genios’ o superdotados cuando las personas superan o están entre los 130 y 140 puntos. Desde 1916, cuando se publicó la escala de inteligencia Stanford-Binet, una persona superdotada es aquella que alcanza una puntuación de más de 130 puntos en un test.

Consulte aquí: Los descubrimientos más importantes de Stephen Hawking

Y Nicole parece ser una niña “normal”, al menos según lo afirman sus padres, quienes no estaban conscientes de la genialidad de su hija, cuyo sueño es estudiar Medicina para cuidar y sanar a los niños. Dolly Buckland, su madre, tiene 37 años de edad y se ocupa de las tareas del hogar. James Barr, su padre, tiene 39 años de edad y se dedica a la limpieza y al arreglo de carreteras.

Tras dar a conocer estos resultados, la brillante jovencita ya recibió la aprobación para ingresar a la asociación Mensa, un exclusivo grupo que reúne a 110 mil personas con alto coeficiente intelectual.

Su origen gitano

La organización Unión del Pueblo Gitano celebró que la niña más inteligente del mundo, la británica Nicole Barr, pertenezca a la etnia gitana.

En un comunicado remitido en 2015 a la misma Agencia EFE por este grupo, miembro de la International Romani Union, su presidente, Juan de Dios Ramírez-Heredia, felicitó a la pequeña, cuyo cociente intelectual de 162 puntos la sitúa dentro del 1% de la población superdotada y por encima de genios como los reconocidos científicos Albert Einstein o Stephen Hawking.

La asociación Mensa, una organización internacional que agrupa a 110.000 socios de los cinco continentes y que está especializado en test de inteligencia, ya ha dado la bienvenida a este “pequeño genio” y, según la Unión Romaní, “sin duda lo es porque solo el 8% de todos los genios del mundo están por debajo de los 16 años”.

Ramírez-Heredia dijo estar “especialmente contento”, entre otros motivos, porque “el éxito de Nicole es una denuncia contra la cruel discriminación que hemos padecido”. Y añadió: “Seguimos padeciendo los gitanos en el ámbito de la educación”.

Según han informado los medios británicos, la pequeña superdotada vive en el condado inglés de Essex, en el sureste de Inglaterra, en una caravana con su hermanastra pequeña y sus padres, miembros de la etnia gitana de nómadas británicos conocidos como “travellers”.

La joven, estudiante de la Burnt Mill Academy, en la localidad de Harlow, se mostró sorprendida en 2015 con la noticia y señaló que además de estudiar, le gusta la lectura, el canto y el relato. “Hoy, créanme, todos los gitanos del mundo a los que ha llegado la noticia están contentos porque Nicole Barr es nuestra sobrina, de la misma forma que lo es de la millonaria familia gitana extendida por todo el mundo”, señaló el dirigente romaní.

La entrada de la niña británica en “el Olimpo de los genios”, aseguró Ramírez-Heredia, demuestra que “los gadchés (los payos) “no son más ni mejores que los gitanos” y viceversa. “Nicole Barr, nuestra sobrina inglesa –agregó–, quiere ser médico. Quiere curar a los niños enfermos, y si Dios quiere los curará. Y los gadchés del condado de Essex se disputarán que sea la doctora gitana quien atienda y examine a sus hijos”.