Ángela Merkel y Boris Johnson
Ángela Merkel y Boris Johnson se reunieron para hablar del brexit.
Foto: AFP
22 Ago 2019 12:52 PM

Merkel asegura que no puso un plazo a Boris Johnson para acuerdo del Brexit

Luego de la reunión con la canciller alemana, el primer ministro británico anunció que "quiere un acuerdo" sobre el brexit.
Daniela
Henao Cardozo
@CHenaodaniela

La canciller alemana, Angela Merkel, aclaró este jueves que no dio un plazo de 30 días al Reino Unido para solucionar el bloqueo en el acuerdo del "brexit" y aseguró que "era una forma de subrayar el hecho de que queda poco tiempo" hasta el 31 de octubre, fecha prevista para la salida británica de la UE.

En una comparecencia este miércoles junto con el primer ministro británico, Boris Johnson, Merkel había dado a entender que daba un plazo máximo de un mes a Londres para alcanzar un acuerdo al afirmar que "es algo que podemos tardar dos años en resolver, pero que también podemos resolver en 30 días".

Sin embargo, en una rueda de prensa hoy en La Haya, Merkel explicó que lo que quiso decir el miércoles fue que "lo que uno puede conseguir en tres o dos años, también lo puede alcanzar en 30 días. O mejor dicho, se puede decir que lo puede alcanzar hasta el 31 de octubre".

El principal obstáculo que debe solucionarse en las próximas semanas para alcanzar un acuerdo antes del 31 de octubre es la fórmula para evitar una frontera dura en la isla de Irlanda, ya que Johnson rechaza el plan de salvaguarda que había acordado Bruselas con su predecesora, Theresa May, en 2018.

Al respecto, el presidente francés Emmanuel Macron consideró que se puede encontrar una solución "en los próximos 30 días" a la cuestión sobre la frontera en Irlanda del Norte, que dificulta una salida acordada del Reino Unido de la Unión Europea.

"En el marco de lo que ya hemos negociado, podemos trabajar", dijo el presidente francés, tras reunirse con Johnson. 

Londres ve en esta cláusula un intento de mantener al Reino Unido en la unión aduanera comunitaria contra su voluntad y un impedimento para desarrollar su propia política comercial tras el "brexit".

La UE, por el contrario, la considera indispensable para garantizar que no vuelve a cerrarse la frontera en el Úlster y para mantener los acuerdos de Paz del Viernes Santo (1998). 

Fuente
EFE