Alexéi Navalni, líder opositor ruso
Persona sostiene pancarta con el rostro de Alexéi Navalni, líder opositor ruso
AFP
4 Sep 2020 12:12 PM

Estado de Navalni sería consecuencia de estrés, alcohol o alimentación: experto Ruso

Rusia insiste en que no había ningún rastro de envenenamiento tras el análisis de los pulmones, hígado y riñones.
Agencia
AFP

Un experto toxicólogo ruso que analizó el dosier médico del opositor Alexéi Navalni estimó este viernes que pudo ser víctima de un problema de digestión, de abuso de alcohol o de fatiga, pero no de envenenamiento, como afirma Alemania.

"Su organismo no reaccionó al veneno, así que no había. Es evidente", afirmó Alexander Sabayev, jefe toxicólogo de la región de Omsk, donde en principio fue ingresado el líder opositor a finales de agosto antes de ser trasladado a Alemania.

Lea aquí: Serían latidos de un bebé los identificados bajo escombros en Beirut

Citado por la agencia Ria-Novosti, añadió que no se había detectado ningún rastro de envenenamiento tras el análisis de los pulmones, hígado y riñones de Navalni.

Los médicos rusos no han localizado la presencia de una sustancia neurotóxica de la familia del Novichok, como sí lo hicieron los especialistas en Alemania. 

El viernes, el experto ruso consideró que el deterioro repentino de la salud de Navalni habría podido ser provocado por "cualquier factor externo", incluso "el simple hecho de no haber tomado el desayuno" o problemas de digestión.

"La situación pudo ser causada no sólo por un régimen alimentario, también quizás por el abuso de alcohol, del que no tenemos conocimiento. También podría haber sido provocado por el estrés o la fatiga", agregó.

Lea además: OTAN pide que Rusia revele su programa con el agente tóxico Novichok

El líder opositor ruso, de 44 años, se sintió mal a bordo de un avión en Siberia. Inicialmente fue tratado en un hospital local, antes de ser traslado el 22 de agosto en una aeronave medicalizada a la capital alemana, donde sigue en estado grave.

Según el gobierno alemán, a partir de análisis efectuados por un laboratorio del ejército se puede afirmar que existen "pruebas inequívocas" de que el opositor ruso fue víctima de un envenenamiento por un agente químico nervioso de la familia del Novichok, creado durante la época soviética con fines militares.