Elon Musk
Elon Musk
AFP
7 Sep 2022 12:16 PM

Elon Musk podrá modificar su reclamo a Twitter

Los abogados de Musk pidieron incluir las acusaciones del ex empleado de Twitter en su defensa.
Agencia
AFP

El magnate Elon Musk fue autorizado este miércoles por una jueza de Estados Unidos a incluir entre sus argumentos para desistir de comprar Twitter las denuncias de un exjefe de seguridad de la red social.

La jueza de Delaware Kathaleen McCormick, en cambio, se negó a diferir el proceso, como pidió Musk, al considerar que la demora expone a la empresa a sufrir más perjuicios, según el texto de la sentencia.

Lea: Ucrania apoyó envío de cascos azules a central nuclear de Zaporiyia

A inicios de julio, Musk anunció que rompía el acuerdo de compra por 44.000 millones de dólares alcanzado con el directorio de Twitter, al acusar a la empresa de no haber respetado sus compromisos y no comunicar el número exacto de cuentas falsas y spams en su plataforma.

En ese mismo sentido, la red social Twitter está exigiendo al empresario que cumpla el acuerdo, sin embargo, un exjefe de seguridad de la red social, Peiter Zatko, acusó a la empresa de haber disimulado vulnerabilidades en su sistema de protección y haber mentido sobre su lucha contra las cuentas falsas.

Zatko envió un largo documento a las autoridades estadounidense a inicios de julio pero solo se conoció públicamente a finales de agosto.

Los abogados de Musk pidieron incluir las acusaciones del ex empleado de Twitter en su defensa.

La jueza entendió que Musk tiene derecho a modificar su querella, aunque no se pronunciará aún sobre los "méritos" o pertinencia de estas acusaciones, hasta que hayan sido completamente fundamentados y contra argumentados por las partes.

Rechazó nuevamente posponer el proceso que comenzará como estaba previsto el 17 de octubre y durará cinco días.

Lea también: Caso de un hombre que pagó tres años de condena pese a ser inocente por supuesto abuso a su hijo

La jueza señaló que la firma sufre actualmente la renuncia de muchos empleados y "se ha visto obligada por meses a funcionar en medio de las dificultades que supone un acuerdo de fusión rechazado" por la parte compradora.