Tiroteo en Chicago
Tiroteo en Chicago
AFP
20 Nov 2018 06:00 PM

Dos mujeres, un policía y el atacante fallecen tras tiroteo en hospital de Chicago

El atacante murió en el lugar de los hechos.
Daniel Arias
Daniel
Arias Bonfante
@AriasBonfante

El tiroteo ocurrido hoy en un hospital de Chicago (EE.UU.) dejó dos mujeres, un policía y el presunto atacante muertos, según informó en rueda de prensa el superintendente de la Policía de Chicago, Eddie T. Johnson.

El suceso empezó con una discusión entre el atacante y su pareja sentimental en el aparcamiento del hospital sobre las 15.30 hora local (21.30 GMT) y luego se trasladó al interior del edificio, donde ocurrió un enfrentamiento con policías.

El presunto atacante mató primero a su pareja en el aparcamiento, y ya en el interior del hospital acabó con la vida de una mujer que salía de un ascensor y del policía. Aún no está claro si el sujeto se suicidó o murió por disparos de los agentes.

Las dos mujeres muertas eran trabajadoras del Hospital Mercy de Chicago, en el estado de   .

"Durante el intercambio de disparos en el hospital, otra mujer, trabajadora del centro, resultó impactada de bala, mortalmente. Durante ese intercambio uno de nuestros agentes también resultó herido mortalmente por el atacante", dijo Johnson.

La discusión en el aparcamiento pudo originarse por un "noviazgo roto", según indicaron fuentes al rotativo local The Chicago Tribune.

La Policía identificó al agente muerto como Samuel Jiménez, de 28 años, mientras que medios indicaron que la mujer asesinada en el aparcamiento era doctora del servicio de emergencias y la otra era auxiliar de farmacia.

Como "una película" 

Héctor Avitia dijo a la filial de CBS que esperaba los resultados de unos exámenes con su esposa cuando vio a un hombre vestido de negro disparar varias veces contra alguien en el piso del estacionamiento.

Dijo que el atacante tenía una pistola con varias recámaras.

"Entonces casi inmediatamente, un policía estaba llegando en una camioneta, y (el atacante) intercambió disparos con ellos y luego recargó y le disparó de nuevo a la persona en el suelo", dijo otro testigo.

"Y entonces entró al hospital e hizo más disparos".

El tiroteo ocurre tras varios incidentes de violencia por disparos en un país dividido sobre los límites del porte de armas, un derecho constitucional.

En la noche del 7 al 8 de noviembre, un ex soldado mató a 12 personas en un bar de Thousand Oaks en California. Otro atacante mató igualmente a once personas en una sinagoga en Pittsburgh el 27 de octubre.

"Nunca he estado tan asustada. He escuchado de tiroteos que pasan todos los días en los sitios de trabajo de la gente, pero no donde yo trabajo", dijo una empleada del hospital a ABC.

Según los medios locales, los pacientes del hospital fueron evacuados, algunos en sillas de ruedas.

En Chicago, la tercera ciudad más grande de Estados Unidos, se registraron 675 muertes en 2017 -más que en Nueva York y Los Ángeles juntas-, muchas ligadas a la guerra de bandas y el tráfico de drogas.