Avión-misiil.jpg
AFP / Ingimage
5 Dic 2017 02:21 AM

Avión comercial fue testigo del misil lanzado por Corea del Norte

Algunos miembros de la tripulación de un avión de la aerolínea Cathay Pacific pudieron avistar el proyectil norcoreano.
La
Fm

Los pasajeros de un vuelo de la aerolínea asiática 'Cathay Pacific', que sobrevolaba Japón, indicó que llegaron a presenciar el que sería el último misil balístico lanzado por Corea del Norte, el cual fue disparado a finales de noviembre.

En una declaración para la 'BBC', la aerolínea le indicó al medio británico que sus trabajadores lograron avistar el momento en que el presunto misil balístico norcoreano está reingresando a la atmósfera terrestre.

Cathay Pacific también aseguró que pese al particular hecho que vivió su tripulación, la aerolínea no ha considerado el modificar sus rutas de vuelo.

Caso contrario a la determinación que tomó Air France, que desde principios de agosto decidió ampliar la zona alrededor de Corea del Norte sobre la cual ya no vuelan sus aviones, por motivos de seguridad.

Esta medida se tomó, después de que uno de sus aviones se acercó mucho a la trayectoria de un misión balístico lanzado por Corea del Norte.

El fantasma de una guerra preventiva con Corea del Norte está más cerca, cada vez que Pyongyang realiza un ensayo de misil o prueba una bomba nuclear, estimó el senador estadounidense, Lindsey Graham.

“Si hay un ensayo nuclear subterráneo, será necesario prepararse para una respuesta muy seria de Estados Unidos”, advirtió el congresista republicano en la cadena CBS.

Las palabras de Graham se hacen eco de las de la víspera pronunciadas por el asesor de seguridad nacional de Donald Trump, el general HR McMaster, quien declaró durante un coloquio sobre defensa que la probabilidad de una guerra con Corea del Norte “aumenta cada día”.

Corea del Norte disparó la semana pasada un misil balístico intercontinental a una altura y una distancia nunca antes alcanzadas por un artefacto norcoreano.

La sofisticación del nuevo tipo de misil llamó la atención de los expertos, aunque según fuentes de la CNN, la cabeza se habría desintegrado al reingresar a la atmósfera.

Según el secretario de Defensa estadounidense, Jim Mattis, todo el territorio norteamericano está ahora al alcance de Pyongyang, que cuenta sin embargo con un escudo antimisiles.

Estados Unidos y Japón intentaron inmediatamente endurecer el régimen de sanciones de la ONU contra Pyongyang, pero Moscú y Pekín se negaron.

Lindsey Graham, un halcón en política exterior, indicó que había discutido en detalle del tema con el gobierno del presidente Donald Trump, quien según él tiene la estrategia de “impedir que Corea del Norte adquiera la capacidad de atacar a Estados Unidos con un misil con cabeza nuclear. No solo de controlarla”.

“Impedir eso quiere decir en última instancia una guerra preventiva. Esa prevención se hace cada vez más probable a medida que mejora su tecnología. Cada ensayo de misil, cada prueba subterránea de un arma nuclear quiere decir que el matrimonio (de un misil y de una cabeza nuclear) es más probable”, agregó el senador.

Con información de Con información de AFP