Puente del puerto de Sídney, en Australia
Puente del puerto de Sídney, en Australia
Ingimage (Referencia)
8 Oct 2020 11:32 AM

Australia contempla examinar inglés para dar visa a parejas y desata polémica

De aprobarse en el parlamento, la aplicación de la medida comenzaría a finales de 2021.
agenciaefe
Agencia
Efe

El gobierno de Australia planea realizar un examen de inglés a las personas procedentes de países no anglófonos y que soliciten un visado permanente de pareja, lo que fue tildado de discriminatorio por algunos sectores.

Las autoridades, por su parte, defienden que la propuesta, que todavía debe ser aprobada por el Parlamento, fomenta la cohesión social y el acceso de los inmigrantes al mercado laboral. 

Lea aquí:  Harris y Pence lograron sus objetivos en el debate: Claudio Holzner

De pasar la votación en el Legislativo, donde el Gobierno cuenta con mayoría, la aplicación de la medida comenzaría a finales de 2021. 

Los nuevos solicitantes, y en el caso pertinente, el patrocinador "tendrán que tener un nivel de inglés funcional o demostrar que han dado los pasos razonables para aprender inglés" de al menos 500 horas de estudio, indicó el ministro de Inmigración Alan Tudge.

Los inmigrantes pueden residir en el país con un permiso temporal de hasta dos años antes de someterse a la prueba. "El inglés es nuestro idioma nacional y es fundamental para obtener un trabajo, participar en nuestra democracia y para la cohesión social", defendió el ministro en un mensaje en su cuenta de Twitter.

Lea además: Joven murió mientras grababa un video para TikTok

El anuncio del plan ha levantado polémica entre la oposición política y otros sectores. La demógrafa australiana Liz Allen comentó a la cadena SBS que los cambios recuerdan a la política de la "Australia blanca" del siglo pasado que promovía la inmigración desde países europeos. 

"¿El gobierno de Morrison está forzando a los australianos a elegir de quién se enamoran o se casan con base en la capacidad de hablar el inglés?", cuestionó la laborista Kristina Keneally.

En Australia casi un millón de los 25 millones de habitantes no habla inglés o tienen dificultades para comunicarse en la lengua nacional, según datos oficiales.