Escena del crimen
Escena del crimen donde fue asesinado el comunicador.
AFP
16 Mayo 2019 08:22 PM

Asesinan a otro periodista en México

El comunicador ya había pedido protección al Gobierno por amenazas.
Sindy Valbuena Larrota
Sindy
Valbuena Larrota
@Sindyvalbuena

El reportero Francisco Romero se convirtió en el quinto periodista asesinado en México durante 2019, un crimen ocurrido en una zona turística y que sitúa el país como el "más mortífero del mundo para la prensa" este año, según Reporteros Sin Fronteras.

El cuerpo del periodista fue hallado en el balneario turístico de Playa del Carmen y fue trasladado al servicio forense para determinar las causas de su muerte, indicó la Fiscalía de Quintana Roo en un comunicado, sin dar más detalles del crimen.

Le interesa: Sin respaldos, alcalde de Nueva York buscará presidencia de EE.UU. en 2020

Según la fiscalía, Romero "había presentado una denuncia el 12 de abril pasado por el delito de amenazas".

La organización Reporteros Sin Fronteras (RSF) dijo que el reportero colaboraba para el diario impreso y digital Quintana Roo Hoy, muy importante en ese estado, y que estaba bajo el mecanismo de protección a periodistas desde 2018, tras el asesinato de Rubén Pat, otro periodista de Playa del Carmen con quien Romero trabajó.

En agosto del año pasado, Romero pidió ayuda al mecanismo para la protección de periodistas que gestiona el gobierno federal, que le otorgó un "botón de pánico", un vehículo y unos meses después, un esquema conformado por cuatro policías que lo seguía cuando se desplazaba. 

El cuerpo de Romero fue hallado en el parqueadero de un club nocturno llamado Gotta Gentleman Club, en Playa del Carmen, entre grandes avenidas y muy cerca de un cuartel de la policía estatal.

Lea: Enfermero acusado de matar a más de cien pacientes afrontaría cadena perpetua

Según información de RSF, Romero recibió una llamada telefónica a las cinco de la mañana para que fuera a cubrir un suceso en el club.

"Una hora después encontraron el cuerpo del reportero a unos metros del bar; testigos señalan que tenía golpes en el cuerpo y dos disparos en el rostro", explicó la organización con sede en París por medio de un comunicado.

El periodista no estaba acompañado por su escolta cuando fue asesinado pues les pidió que se fueran a descansar por la noche.