Abogada asesinada
Abogada asesinada
Captura de video
18 Ene 2019 11:31 AM

Abogada muere a manos de un asesino que había defendido

La litigante lo defendió durante el juicio por haber matado de 11 tiros a su esposa en 2003.
Yurby Calderón
Yurby
Calderón
@yurby_cr

Un hombre condenado por haber asesinado a su esposa en 2003 se suicidó este viernes, luego de matar a la abogada que lo había defendido y con quien mantenía una relación, informaron las autoridades en Aragón, noreste de España.

España ha hecho de la lucha contra la violencia machista una causa nacional, y este caso fue tan particular que ameritó una conferencia de prensa de la delegada del gobierno en Aragón, Carmen Sánchez.

"Fuentes de la investigación consideran que entre ambos existía una relación personal", y su entorno familiar lo confirma, por lo que se trata de "un crimen de violencia de género", declaró una muy conmovida Sánchez.

Lea también: Empresa que participó en rescate de mineros chilenos busca a niño español que cayó en pozo

La abogada lo defendió durante el juicio por haber matado de 11 tiros a su esposa en 2003, un crimen que le valió una condena de 18 años de cárcel, según una portavoz del colegio de abogados de Zaragoza.

En libertad condicional desde enero de 2017, el hombre se suicidó arrojándose desde un viaducto en Teruel la noche del jueves al viernes, según los primeros elementos de la investigación citados por Sánchez.

En su residencia de Zaragoza, la policía encontró el cadáver de la abogada de 48 años "con evidentes signos de arma blanca".

La abogada estaba casada y su marido había notificado la noche del jueves su desaparición.

Le puede interesar: Uno de cada tres empleados de ONU ha sido acosado sexualmente, según encuesta

"No permitiremos ni un paso atrás contra la violencia de género", tuiteó el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, lamentando que "cuatro mujeres han sido asesinadas en los últimos días" en España por su pareja o expareja.

El año pasado fueron 47 las mujeres asesinadas.

La lucha contra la violencia sexista es una causa nacional en España, donde en 2004 fue aprobada por unanimidad en el Parlamento una ley pionera contra este fenómeno