Covito, el nuevo 'Hachiko' latinoamericano
Covito, el nuevo 'Hachiko' latinoamericano
Captura Facebook Sin Frontera Magazine
22 Dic 2020 09:47 PM

Covito, el perro que espera en un hospital a su dueño fallecido por covid-19

Muchos lo han catalogado como el ‘Hachiko’ latinoamericano, tras llevar un mes esperando a su amo ya fallecido.
Winnie Rodriguez
Winnie
Rodríguez

La historia de Covito se ha robado más de una lágrima y su historia se ha vuelto viral. Se trata de un perro criollo que lleva más de un mes esperando a su dueño, que falleció como consecuencia de la enfermedad del Covid-19 en el Hospital General de Nuevo Ladero, estado de Tamaulipas, México.

Tal como ocurrió en la reconocida película ‘Siempre a tu lado, Hachiko’, Covito sigue esperando a su dueño a las afueras del hospital, con la esperanza de poder reencontrarse con él.

Le puede interesar: Cámara escondida a mujer que acepta invitación de pan con gaseosa se gana los aplausos en redes

El personal médico de la clínica, que fue el encargado de asignarle el nombre de Covito (en relación a la enfermedad por la que murió su dueño), aseguran que a diario la mascota permanece alrededor de las instalaciones del hospital y que persigue al equipo médico cada que entran y salen, quizás con la esperanza de ver nuevamente a su amigo humano.

Gracias a la constante presencia del canino, ha logrado ganarse el afecto de los profesionales de la salud que, desde que han lo han visto rondar por el lugar, se han encargado de alimentarlo y brindarle cuidado. Tanto así, que han destinado una manta y un cartón que Covito usa para dormir.

Lea también: ¿Lo volverán a hacer? 'Los Simpson' predicen un apocalíptico 2021

Médicos y enfermeras han expresado el perro se ha vuelto muy cercano a todo el personal, y ha causado que hasta el guardia de seguridad se percate de que nadie llame a la perrera para mantenerlo a salvo.

Esta historia, compartida en redes sociales, logró volverse viral en cuestión de solo unos días al causar conmoción por la fidelidad y esperanza que Covito guarda con su dueño.