Mitos y verdades del bicentenario de la Batalla de Boyacá
Mitos y verdades del bicentenario de la Batalla de Boyacá
Ilustración: Ánderson Rodríguez / RCN Radio
5 Ago 2019 10:03 AM

Mitos y verdades detrás de la gesta libertadora de Colombia

Estos son las exageraciones, inventos e imprecisiones sobre el 7 de Agosto de 1819, el épico día de la Batalla de Boyacá.
Mateo Chacón
Mateo
Chacón
@DMateoChacon

De Boyacá en los campos
El genio de la gloria
Con cada espiga un héroe
Invicto coronó.

Con estos versos quedó consignado en el Himno Nacional de Colombia la memorable victoria de las tropas independentistas sobre las fuerzas realistas en la Batalla de Boyacá, una gesta cuya importancia histórica ha sido resaltada a lo largo de 200 años como el enfrentamiento que marcó de manera definitiva el fin de la colonización española en la Nueva Granada.

La gesta lograda por la campaña Libertadora de Simón Bolívar ese 7 de agosto de 1819 es celebrada en Colombia como la fecha definitiva para la independencia, una historia que ha adquirido incluso dimensiones mitológicas con héroes como el general Francisco de Paula Santander o el humilde, valiente y honrado niño Pedro Pascasio Martínez que supo decirle “no” a la tentación de una figura villanesca como el brigadier español José María Barreiro, que le ofreció dinero para salvar su vida.

Sin embargo, lo que pocos saben es que en estos dos siglos la narración de dicho acontecimiento empezó a mezclarse con la ficción, al punto que muchos aspectos de la historia que son tomados por ciertos, en realidad son inventos o exageraciones que han dado lugar a confusiones.

De esta forma, y con motivo del bicentenario de esta importante batalla, La FM desmitifica algunas de las más comunes y erróneas afirmaciones que rodean al 7 de agosto:

Mito: Con la Batalla de Boyacá se cerró la independencia de Colombia

Verdad: La independencia llegaría varios años después

Cuando Simón Bolívar inició su campaña libertadora, buscaba llegar de lo que hoy es Venezuela hasta Santa Fe (Bogotá) para terminar con el dominio del Virrey Juan de Sámano. Para ello fue necesario acabar con las tropas realistas que fueron puestas para impedir su paso.

En la batalla del puente de Boyacá logró emboscar a Barreiro y sus hombres mientras almorzaban, tomándolos desprevenidos. En ese momento los realistas regresaban a Santa Fe para reorganizarse y hacerle frente a los independentistas.

Lea también: Bicentenario, cuando el mundo pone su mirada en Colombia

Pero lo que se logró ese día no fue la independencia, sino la derrota y captura de Barreiro, el tercer hombre en la línea de mando debajo del pacificador Pablo Morillo y el Virrey Sámano. 

En ese momento solo lo que hoy es Santander, Boyacá, Cundinamarca y parte de los Llanos Orientales eran libres. Antioquia (combate de Chorros Blancos) y el Pacífico fue liberado en 1820, la Costa atlántica en 1821 y el sur del país (Pasto) entre 1823 y 1824.

Mito: Los independentistas lucharon contra un ejército de españoles

Verdad: El ejército realista estaba formado por granadinos

A excepción de los altos mandos militares, la totalidad de los combatientes ese 7 de agosto eran criollos, afrodescendientes o indígenas. En ese momento España no envió a la Nueva Granada tropas sino a varios de sus principales estrategas en el campo de batalla, como Morillo.

Así las cosas, su ejército estaba conformado por personas nacidas en el ‘Nuevo Mundo’, los cuales estaban a favor de mantener al Virrey en el poder y seguir bajo el ala del rey Fernando VIII.

Mito: Los independentistas lograron una victoria ante un ejército más grande.

Verdad: En la batalla eran más los soldados de la campaña libertadora.

El 7 de agosto Santander lideró a 2.850 hombres en la batalla del puente de Boyacá (contrario a lo que se cree, Bolívar no estuvo presente, aunque coordinó la operación). Por su parte, los dirigidos por José María Barreiro eran 2.600 hombres. 

Pese a esto, no fue una pelea pareja. Los independentistas venían de varios enfrentamientos, pero con la moral por los aires, logrando capturar a 1.600 realistas y matar en combate a otros 100.

Mito: La batalla fue sobre el puente de Boyacá

Verdad: Fueron los alrededores del puente los que vivieron el combate

Quien haya ido a visitar el lugar de la famosa batalla se habrá percatado de que el puente es apenas un paso peatonal para atravesar el río Teatinos, por lo que es imposible que la confrontación ocurriera en el mismo lugar.

Lea también: La Independencia de Colombia contada desde sus lugares históricos

Así mismo, la misión no era tomarse el puente sino impedir que Barreiro y sus hombres llegara a Santa Fe para reorganizarse. Que dicho objetivo se lograra en ese lugar fue resultado de una improvisada planificación de apenas unas horas.

Mito: El puente de Boyacá es el mismo donde ocurrió la batalla

Verdad: El actual puente es una reconstrucción.

El actual puente de Boyacá no es el mismo donde ocurrió la batalla, sino un monumento de cien años de antigüedad. Esto se debe a que la estructura original, que fue construida en siglo XVIII, se reemplazó por orden del gobierno del entonces presidente Marco Fidel Suárez, quien el 7 de agosto de 1919 encabezó la obra para celebrar el centenario de dicha fecha.

Algunos hechos sin confirmar:

Entre los aspectos más llamativos de esta fecha resaltan las frases de sus protagonistas que muchos asumen como ciertas mientras otros dudan de su veracidad. Estos son algunos casos: 

- “¡Siga o lo arriamos!”, habría dicho el niño de apenas 13 años Pedro Pascasio Martínez cuando Barreiro, escondido bajo unas piedras, le ofrecía dinero para dejarlo libre.

Vea el especial 200 años de orgullo colombiano

- “¡Volémonos antes que nos alcancen estos cobardes!” Muchos aseguran que estas fueron las palabras de Sámano al enterarse de la derrota realista. Tras esto, habría ido a Cartagena, donde intentó retomar el control de la Nueva Granada.

- “¡Ni Dios me quita esta victoria!”, una frase atribuida a un prepotente Barreiro que, confiado, se habría descuidado.

Fuente
Sistema Integrado Digital