Harry y Diana
Harry y Diana
AFP
4 Feb 2019 02:57 PM

La petición del príncipe Harry a su padre cuando murió Diana

El 31 de agosto de 1997, la princesa Diana falleció en un accidente de tránsito en París.
Yurby Calderón
Yurby
Calderón
@yurby_cr

Cuando la triste noticia de que de la princesa Diana había muerto en Francia, llegó a oídos de la realeza inglesa, su hijo menor de inmediato le hizo una petición especial a su padre, el príncipe Carlos, pero este se negó.  

Después de 21 años de aquel fatídico día, el ahora duque de Sussex, Harry, que tan solo tenía 12 años, le suplicó a su padre que lo llevara hasta París para recoger el cuerpo de Diana, sin embargo, el futuro rey de Inglaterra no se lo permitió.  

En el momento del accidente automovilístico, el príncipe Carlos estaba de vacaciones en Balmoral con la reina y sus hijos pequeños y fue el primero en enterarse de la muerte de exesposa.  

 

Según varios medios de comunicación ingleses, el joven príncipe, ahora de 34 años, le preguntó a su padre si podía viajar a Francia, pero en un esfuerzo por proteger a sus hijos del triste momento, Carlos viajó solo para recoger el cuerpo de Lady Di.  

El periodista y amigo de Diana, Richard Kay, reveló en un documental que para muchos fue sorprendente saber que el heredero al trono tuvo una actitud valiente al ser él el encargado de gestionar todo lo referente al traslado del cuerpo de la madre de sus hijos a Inglaterra, tras saber que había fallecido junto a su pareja,  Dodi Al-Fayed.  

Él no tenía por qué hacerlo, pero lo hizo por sus hijos. Eso fue fascinante”, reseñó Kay. 

Este hecho definitivamente marcó la vida de Harry, quien hasta hace unos años aseguraba, que por dos décadas se había dedicado a cerrar todas sus emociones. “Puedo decir con seguridad que perder a mi madre a la edad de 12 años me llevó a eliminar todas mis emociones durante los últimos 20 años, y esto ha tenido un efecto bastante grave no solo en mi vida personal, sino también en mi trabajo", confesó el duque.  

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

LAS ASOMBROSAS CIFRAS DEL FUNERAL DE LADY DI El drama de una familia puede ser la alegría de un director de programación. Las asombrosas cifras del funeral de Lady Di Menú Vanity Fai Buscar Un millón de londinenses salieron a la calle, 2.000 personas lo siguieron por televisión y hubo desmayos, desencuentros y muchísimas estrellas vestidas de luto. Lady Di falleció el 31 de agosto de 1997 y su funeral se ofició en Londres una semana después, el 6 de septiembre. Fue, probablemente, el funeral más retransmitido y con más aglomeraciones que recuerda nuestra generación. Y fuente de cifras, anecdotario e imágenes de las que seguimos hablando casi 20 años desupués. Aquí van algunas. 1.El evento paralizó Londres, donde aproximadamente un millón de personas se acercaron a presenciar el cortejo fúnebre, que fue desde Hyde Park hasta el palacio de St. James. 2.A través de la televisión fue seguido por 32 millones de personas en Inglaterra y por más de dos mil millones de personas a nivel global. 3.Famosos y políticos como Margaret Thatcher, Tony Blair o Nelson Mandela, royals como Noor de Jordania, la princesa Margarita o Masako y Naruhito de Japón. 5.El mundo de la moda estuvo representado por Anna Wintour, Karl Lagerfeld y Donatella Versace. Donatella había enterrado a su hermano Gianni apenas un mes antes. 6.Elton John, amigo personal de Diana, cantó una versión de su tema Candle in the wind, originalmente dedicada a Marilyn Monroe, con la letra actualizada por él y por su letrista Bernie Taupin. Esta versión se convirtió en la canción más vendida de todos los tiempos en Inglaterra. 7.El cuerpo de Diana se enterró con un vestido largo negro diseñado por Catherine Walker, una de las diseñadoras de cabecera de Diana. 8.Poco antes del entierro, el estandarte real de la monarquía británica que descansaba sobre el féretro de Diana fue eliminado por su hermano, James, y sustituido por la enseña de la familia Spencer. “Ella es una Spencer”, afirmó. 9.Diana está enterrada en Althorp, residencia de la familia Spencer en Northhampshire, Inglaterra. La residencia tiene un lago artificial con una isla en la que descansan sus restos.

Una publicación compartida por ⚜NBR magazine⚜ (@nobreza.real) el 6 de Sep de 2016 a las 9:07 PDT

Fuente
Sistema Integrado Digital