063_911544504.jpg
AFP
29 Ene 2018 05:48 AM

Grammy: Kesha canta Praying, canción que se convierte en himno contra abuso sexual

La música levantó la bandera del #Time's Up.
La
Fm

La poderosa actuación de Kesha en los Grammy se va convirtiendo en el himno contra el abuso sexual y la discriminación en el mundo, todo enmarcado dentro del movimiento #Time's Up.

La británica, que denunció ante la justicia hace años a su exproductor Dr. Luke por violación, arrancó al público de sus asientos con su canción "Praying", que fue interpretada contra la agresión sexual.

Vestida con un traje blanco, así como Cyndi Lauper, Camila Cabello y varias otras cantantes que la acompañaban, Kesha hizo una sentida interpretación que terminó en lágrimas, tanto de ella como de muchos presentes.

"Bueno, casi me engañaste/Me dijiste que soy nada sin ti/Oh, pero después de todo lo que has hecho puedo agradecerte por lo fuerte que me he vuelto", cantó una emocionada.

Kesha no ganó ningún Grammy, aunque su álbum "Rainbow", dentro del cual está incluido "Praying", fue nominado al mejor álbum pop vocal.

Su exproductor Dr. Luke niega sus acusaciones.

Muchos músicos vistieron en la ceremonia de los Grammy una rosa blanca en solidaridad con las víctimas de abusos y agresiones sexuales. Escogieron el color blanco, como Kesha, Cabello y Lauper, el color asociado con el movimiento de las "sufragistas", las mujeres estadounidenses que pelearon por el derecho al voto.

Kesha, Praying (Rezando)

Bueno, casi me engañaste por completo,
me dijiste que no era nada sin ti.
Oh, pero después de todo lo que has hecho,
te puedo dar las gracias por
lo fuerte que he llegado a ser.

Porque tú trajiste las llamas,
y me hiciste pasar un infierno.
Tuve que aprender a luchar por mí misma,
y ambos sabemos toda la verdad que podría contar.
Lo que diré será solo esto:
te digo adiós.

Espero que estés en algún sitio rezando, rezando.
Espero que tu alma este cambiando, cambiando.
Espero que encuentres tu paz,
de rodillas, rezando.

Estoy orgullosa de quien soy,
no más monstruos.
Puedo respirar de nuevo,
y dijiste que yo estaba acabada.
Bien, estabas equivocado,
y ahora lo mejor está todavía por venir.
Porque puedo salir adelante yo sola,
y no te necesito.
Encontré una fuerza que nunca había conocido.
Me han rechazado,
me han quemado.
Cuando acabe,
ellos ni siquiera sabrán tu nombre.

Tú trajiste las llamas,
y me hiciste pasar un infierno.
Tuve que aprender a luchar por mí misma,
y ambos sabemos toda la verdad que podría contar.
Lo que diré será solo esto:
te digo adiós.

Espero que estés en algún sitio rezando, rezando.
Espero que tu alma este cambiando, cambiando.
Espero que encuentres tu paz,
de rodillas, rezando.

Oh, a veces,
rezo por ti por la noche.
Algún día, tal vez verás la luz.
Oh, algunos dicen, en la vida
vas a recibir lo que das.
Pero hay algunas cosas que solo Dios puede perdonar.

Espero que estés en algún sitio rezando, rezando.
Espero que tu alma este cambiando, cambiando.
Espero que encuentres tu paz,
de rodillas, rezando.

Kesha - Rezando.

Con información de AFP