Superfinanciera-LA-FM-Colprensa.jpg
Colprensa.
14 Abr 2022 07:30 PM

Superfinanciera ordenó suspender la captación ilegal de dinero a supuesto fondo de inversión

También ordenó la devolución inmediata de los recursos captados ilegalmente.

La Superintendencia Financiera de Colombia ordenó a Juan Sebastián Huertas Parra y a la sociedad Aletheia Education suspender de manera inmediata las operaciones de captación o recaudo no autorizado de dineros del público. 

Esa entidad también ordenó la devolución inmediata de los recursos captados ilegalmente e impidió la realización de operaciones de recaudo no autorizado de dineros del público en forma masiva, usando cualquier modalidad, ya sea directamente o por medio de otras personas naturales o jurídicas. 

Le puede interesar: Elon Musk y la millonaria oferta para comprar Twitter

La Superfinanciera estableció además que Huertas y la sociedad Aletheia Education asumieron pasivos con el público por la recepción de aportes para un supuesto “Fondo de inversión” o 'Crowdfunding Aletheia' sin contar con la debida autorización para la realización de dichas actividades. 

En ese modelo, Juan Sebastián Huertas Parra suscribía un “contrato de adhesión” y recibía los dineros los terceros, quienes no daban ninguna instrucción sobre la destinación específica de los recursos, con la promesa de devolver la suma aportada más unos rendimientos fijos en porcentajes del 20% a 30 días y del 100% en 150 días, sin demostrar la realización de una actividad económica que justificara el pago de rendimientos. 

Por otra parte, el ente de control ordenó a Diego Alejandro García Suárez suspender de manera inmediata las actividades de promoción y publicidad de productos o servicios del bróker extranjero London Capital Group–LCG (LCG Capital Markets Limited), que son exclusivos del mercado de valores. 

Lea también: Continúa siendo baja la disponibilidad de vehículos en Colombia, según Andemos

Según estableció la Superintendencia, García Suárez, como propietario del establecimiento Da Markets Company, vinculaba personas domiciliadas en Colombia directamente a (LCG Capital Markets Limited), con el fin de que pudiera desarrollar su negocio como “gestor de cuentas” dentro de dicha firma, lo cual implicaba necesariamente direccionar a sus clientes para que abrieran una cuenta en el LCG y con los recursos que se aportaran participar en el mercado Forex.