Cafeteros.jpg
Colprensa
6 Dic 2017 05:56 AM

Lluvias podrían afectar la producción cafetera del 2018

Cabe recordar que en octubre pasado por cuenta de los fenómenos climáticos, la producción cafetera tuvo una caída del 23%.
La
Fm

El presidente de la Federacion Nacional de Cafeteros, Roberto Vélez manifestó su preocupación ante una posible disminución en la cosecha para el 2018 por cuenta de las fuertes lluvias que se han registrado en el último trimestre del año.

"Estamos preocupados por las mayores lluvias registradas este último trimestre, la verdad es que en octubre, noviembre y diciembre, estaremos viviendo las consecuencias del fenómeno de La Niña, vamos a ver cosechas más pequeñas", dijo Veléz.

Según Vélez hasta el momento hay muchos departamentos que bajaron su producción por cuenta del clima .

Cabe recordar que en octubre pasado por cuenta de los fenómenos climáticos, la producción cafetera tuvo una caída del 23%.

Pese a ello, en los primeros 10 meses del año las exportaciones se incrementaron a 10,6 millones de sacos, es decir un 6% más que el mismo lapso de 2016. En los últimos 12 meses superaron los 13,4 millones de sacos de 60 kilos, un aumento de un 8% frente a igual período anterior.

Igualmente, la cosecha entre enero y octubre de este año creció un 1% en comparación con el mismo periodo del 2016 y llegó a los 11,3 millones de sacos. En los últimos 12 meses hasta octubre alcanzó 14,3 millones de sacos, un 2% más que en el mismo periodo del año anterior

Cabe mencionar que hace unos días el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas anunció que la nueva meta del gobierno, en materia de producción cafetera, es incrementar el número de sacos de 14 millones a 18 millones, en los próximos años

Según indicó el alto funcionario, “el mundo necesita más café, la demanda está creciendo, Colombia es uno de los países que puede aumentar la producción, dónde: en las zonas de conflicto”.

Sostuvo que entre las regiones que podrían ser escogidas para cosechar el grano están los Llanos Orientales, Putumayo, Caquetá e incluso en Tumaco, Naniño, epicentro del coletazo del conflicto armado.