Cigarrillo electrónico
Ingimage
21 Mayo 2018 06:09 PM

Fumadores de cigarrillos electrónicos también pagarán impuestos

Según la resolución expedida por la Dian, todos los productos que contengan tabaco, incluyendo los heatsticks, serán gravados.
Carolina Restrepo
Carolina
Restrepo Chica
@carorestrepo__

Los cigarrillos electrónicos y los bienes destinados al consumo humano que contengan tabaco, incluyendo los heatsticks, pagarán el mismo impuesto que los tradicionales. Así quedó estipulado en la resolución 153 de 2018, expedida por la Dian.

Según la resolución, "para el pago del impuesto al consumo, todos los productos denominados cigarrillos y tabaco elaborado, sin hacer distinción en cuanto a la cantidad de tabaco que contengan ni a su clasificación arancelaria, por lo cual, los nuevos cigarrillos electrónicos, que, según la Dian contienen tabaco procesado, están sujetos al pago de dicho impuesto".

Para los productos nacionales, destaca la normativa, "el impuesto se causa en el momento en que el productor hace la entrega en la fábrica o la planta para su distribución, o para publicidad, promoción, donación, comisión o autoconsumo".

La resolución asegura que por los denominados heatsticks, que contienen polvo de tabaco, producto que se consume sin combustión, por calentamiento electrónico, también se deberá pagar el impuesto correspondiente. 

El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, destacó dicho anuncio y señaló que “este tipo de gravamen, que hemos liderado en foros internacionales, tiene beneficios que van más allá de los ingresos fiscales”, relacionados con la reducción del consumo de tabaco y el cuidado de la salud de todos los colombianos.

El jefe de las finanzas públicas recordó que en la Reforma Tributaria pasada se incrementó paulatinamente el impuesto al cigarrillo, el cual pasó de $700 por cajetilla en 2016, a $1.400 en 2017 y a $2.100 para el 2018. 

Según Cárdenas, "este incrementó no solo significó un aumento en el recaudo de impuestos, que podrían pasar de $500 mil millones a un billón de pesos, sino que la reducción en el consumo, especialmente entre los más jóvenes, podría salvar unas 337 mil vidas en el país".

“Tomamos la decisión correcta -enfatizó el ministro Cárdenas-. Generamos más ingresos fiscales y ayudamos a reducir el consumo de tabaco, cuidando la salud de la población. Ahora se hará lo mismo con los cigarrillos electrónicos”, puntualizó.