reficarlafm.jpg
24 Ene 2017 09:32 AM

Contraloría revisa contratos por más de US$1.000 millones en segunda fase de caso Reficar

En esta dirección, se va a mirar con lupa el desenvolvimiento económico del proyecto.
La
Fm

Tal como lo anticiparon RCN Radio y LA FM, la Contraloría General de la República inició un nuevo capítulo en el proceso de auditoría a la ejecución del proyecto de modernización y ampliación de la Refinería de Cartagena, en el cuál se examinarán contratos por cerca de 1.000 millones de dólares y, además, se evaluarán los estados financieros de Reficar.

Según informó el organismo, en este segundo ejercicio auditor, se emitirá opinión sobre la razonabilidad de los estados financieros, "para lo cual se levantaron los fenecimientos que había decretado la misma Contraloría (en administraciones anteriores) a la cuenta de la compañía".

La Contraloría no dio validez a la información que suministró en su momento Reficar, dado que se encontraron hechos que evidenciaron "una gestión fiscal ineficiente, como pérdidas importantes y otras situaciones en su activo, que evidencian un desempeño no deseado", indicó el órgano de control.

Reveló además que se van a revisar unas situaciones que se dieron en el desarrollo del proyecto, como los cobros de utilidades por parte de los subcontratistas y en general el desempeño constructivo de los contratistas.

Se adelantará además una revisión en detalle de las fases de precomisionamiento, comisionamiento y puesta en marcha de la refinería, mirando temas como los pagos dobles y triples que se dieron en algunos contratos, para volver a adelantar trabajos ya efectuados.

"En la auditoría anterior se identificaron unas redes contractuales: varios contratistas que de alguna manera se compartían actividades de la refinería como los suministros. Se ahondará también en este tema", recordó el organismo.

Inicialmente la Actuación Especial será adelantada por un grupo de 16 auditores. La auditoría finalizará y será liberada el próximo 30 de junio.

El Contralor Delegado recordó que en la auditoría pasada se presentaron inconvenientes en la entrega de información a la Contraloría "y de hecho se está evaluando la posible apertura de 2 procesos sancionatorios contra la firma CB&I por tal situación".

Finalmente, la Contraloría Delegada para el Sector de Minas y Energía dio traslado de 29 de los 36 hallazgos fiscales que se encontraron en la Auditoría adelantada el año pasado, a la oficina competente del organismo de control que adelantará los procesos de responsabilidad fiscal del caso.

En esa auditoría anterior se revisaron contratos por 1.730 millones de dólares y los hallazgos encontrados suman 943 millones de dólares, además del lucro cesante que se determinó en 1.936 millones de dólares.