gasto hogares
COLPRENSA
12 Ene 2021 09:42 PM

Consumo de los hogares colombianos disminuyó 6,7 % en 2020

El gasto en bienes de primera necesidad, como alimentos y de salud, creció cerca del 20%.
María Fernanda Herrera
María Fernanda
Herrera
@MafeHerreraCif

El consumo de los hogares colombianos cayó 6,7 % durante el 2020 frente al comportamiento registrado en 2019, como consecuencia de la pandemia de la covid-19, así lo advierte un estudio realizado por el banco BBVA. 

El análisis realizado por la entidad financiera revela que en el último mes del año la variación anual del consumo se desaceleró frente al registro de noviembre, por el alto gasto en la jornada del día sin IVA, Black Friday y Cyber Week, posiblemente como un adelanto de las compras navideñas tradicionalmente realizadas en la primera mitad del mes de diciembre. 

Más aquí: Dane advierte que el país no aguantaría un nuevo cierre total

“En la segunda mitad del último mes del año, se impusieron toques de queda, ley seca y otras restricciones de movilidad en gran parte del territorio nacional que tuvieron un impacto especialmente en los días más cercanos al 24 y 31 de diciembre, con efectos negativos y significativos sobre el consumo”, aseguró Juana Téllez, economista jefe del banco.

Según el informe, mientras las tiendas de ropa perdían clientela, los ‘reyes’ del consumo durante el 2020 fueron los supermercados y droguerías, al ser establecimientos donde se conseguían bienes de primera necesidad, por lo que sus ventas crecieron en promedio cerca del 20% desde el inicio de la pandemia.

Por su parte, el sector de restaurantes no logró cerrar el año con alzas y su recuperación fue lenta, solo desde septiembre los restaurantes empezaron a recuperar ingresos, sin embargo en diciembre se evidenciaron caídas de hasta 30%, indica el informe. 

Lea también: Pequeñas empresas urgen ayudas por nuevas restricciones en Bogotá

Finalmente, el documento señala que las aerolíneas y hoteles alcanzaron a recortar algo de la contracción sufrida, mientras que los servicios de entretenimiento mostraron pocas señales de recuperación y el gasto en espectáculos, cines y teatros se redujo en el año 80%, debido al cierre total de los establecimientos, siendo el grupo de gasto más afectado en la canasta de los hogares.