Banco Mundial fachada
AFP
5 Ene 2021 02:14 PM

Banco Mundial revisa a la baja proyección sobre crecimiento económico de Colombia

Sin embargo, el organismo multilateral prevé una importante reactivación para el presente año.
María Fernanda Herrera
María Fernanda
Herrera
@MafeHerreraCif

El Banco Mundial empeoró su estimación frente al crecimiento económico del país para el 2020, como consecuencia de la crisis que ha generado la pandemia de la covid-19 en el territorio nacional. 

El organismo internacional prevé que la economía colombiana retrocederá 7,5 % en 2020, mientras que en su informe anterior estimaba un descenso en el Producto Interno Bruto (PIB) del 7,2 %. 

Esta expectativa se encuentra por encima de las proyecciones del Ministerio de Hacienda y Crédito Público, el cual espera un decrecimiento económico del orden de 6,8 % para el año anterior.

Le puede interesar: OPEP+ decidió aumentar ligeramente su producción de petróleo

Para este año el organismo revisó al alza la expectativa de crecimiento al pasar del 4,5 % a 4,9 %, como consecuencia de una demanda interna más fuerte, tras la culminación del aislamiento obligatorio a nivel nacional. Para el 2022 el Banco Mundial espera una expansión del 4,3%. 

En el informe del Banco Mundial se destaca que una de los frentes más afectados por el coronavirus ha sido el empleo formal, por lo que los ingresos laborales han disminuido marcadamente. 

“Las mujeres y los jóvenes, que tienen un alto nivel de participación en los sectores más perturbados por la pandemia, como los hoteles, los restaurantes y los servicios personales, se han visto afectados de manera desproporcionada por la pérdida de empleos, al igual que los hogares de bajos ingresos”, señala el informe. 

Lea también: Banco Mundial rebaja en un 4 % su previsión de crecimiento mundial para 2021

Finalmente, la entidad internacional advierte que aún hay varios riesgos que podrían llevar a una disminución en el ritmo de la recuperación: la imposibilidad de contener la pandemia, problemas relacionados con la deuda y el financiamiento externo, el resurgimiento de tensiones sociales, daños económicos ocasionados por la pandemia cuya gravedad no se previó, y perturbaciones relacionadas con el cambio climático y los desastres naturales.

Fuente
Sistema Integrado de Información